Amigos en la vida, rivales en el derbi

Capitanes. Medina y Berra, compinches fuera del campo de juego, llevarán las cintas en el clásico entre Independiente y Cipolletti este sábado.

Matías Vega

vegam@lmneuquen.com.ar

Mauricio Reina

reinam@lmneuquen.com.ar

Neuquén/Cipolletti.- Comienza la recta final de cara al primer clásico interprovincial de este Federal A y los capitanes, tanto de Independiente como de Cipolletti, ya palpitan un duelo que será clave en muchos aspectos. Manuel Berra del lado del Rojo y César Medina en el Albinegro, además de ex compañeros con la camiseta cipoleña, también son amigos fuera de la cancha y el próximo sábado volverán a verse las caras dentro de un campo de juego después de mucho tiempo.

“César es un fenómeno como jugador y como persona. Aparte de haber sido compañeros, compartimos muchos años dentro y fuera del vestuario y creo que es un profesional como pocos de los que he conocido en la categoría. Es un señor con todas las letras y espero que tengamos los dos un buen fin de semana, pero un poquito más yo, para dejar los tres puntos en casa”, aseguró Manolo, que le tiró flores a su amigo pero también espera poder vencerlo el sábado.

En el mismo tono, el Chechu respondió: “Nos llevábamos bien dentro y fuera de la cancha. Con él, el Negro Muñoz, el Máquina Cid y Leo Larenas solíamos salir a pescar los fines de semana libres. Hablamos cada tanto por teléfono y cuando nos cruzamos. Tenemos una excelente relación”.

“El grupo es parejo como todos los años, pero Cipolletti, por una cuestión de infraestructura y de los años que viene jugando este torneo, tiene que ser el candidato de la zona”. Manuel Berra.Capitán de Independiente

“Ellos por ahí no están bien anímicamente, pero la última derrota que tuvieron, por lo visto, fue inmerecida. Tienen muy buenos jugadores a pesar del mal arranque”. César Medina. Capitán de Cipolletti

Revertir la imagen

Al margen de la buena relación, los dos capitanes saben que deben responder dentro del campo el sábado, ya que ambos buscarán enderezar el rumbo luego de un comienzo inesperado. “Estamos con muchas ganas, el último partido en nuestra cancha no fue lo que pretendíamos y queremos revertir la imagen que dejamos”, comentó el cipoleño.

La situación del Rojo es un tanto más agobiante, ya que todavía no sumó unidades en el torneo y el capitán esquiva la responsabilidad. “Hay que sumar como sea. Para nosotros es un partido de seis puntos. Venimos de una racha negativa, pero el grupo está mentalizado en encontrarle la vuelta a la situación, no era pensado este arranque y queremos superarlo”.

20 días habrán pasado desde el último partido que jugó Cipo. Para Independiente serán 15.

7 clásicos jugaron el Rojo y Cipo desde el 2014 y Berra no se perdió ninguno.

Un parate inoportuno

El paro que hicieron las categorías del ascenso postergó el partido una semana más y para el zaguero albinegro el parate “tiene sus pros y sus contras”. Como positivo destacó el tiempo para “trabajar sobre los errores cometidos”, y el lado negativo es que “queríamos revancha lo más rápido posible”. En este sentido, Manolo coincidió en que sirve para “afinar lo más posible para llegar bien al partido”, pero sentían la necesidad de “dar vuelta esta racha negativa lo más pronto posible”.

En la última fecha, el Albinegro fue sorprendido por Villa Mitre en La Visera, lo que significó un duro golpe después de un buen comienzo con goleada ante Deportivo Roca y empate en Madryn. “Nos dolió mucho perder con Mitre, cometimos errores y ellos los aprovecharon. Si uno tiene aspiraciones importantes como nosotros, nunca se espera perder como local”, expresó Medina.

En relación con las tres caídas que sufrió Independiente en igual cantidad de partidos, Manolo evaluó: “Cometemos dos o tres errores y la vamos a buscar adentro. El año pasado no estábamos con esa racha y hoy la tenemos. Hay que ser más meticuloso que nunca y estar concentrado el doble”.

Se pasan la presión...

Los dos referentes saben que tendrán un duro escollo enfrente y apelan a la vieja estrategia de tirarle la presión a su rival. “Sabemos que ellos por ahí no están bien anímicamente, pero la última derrota que tuvieron por lo visto fue inmerecida. Tienen muy buenos jugadores a pesar del mal arranque”, dijo Medina, mientras que Berra, con pasado albinegro, respondió: “El grupo es parejo, como todos los años, pero Cipolletti por una cuestión de infraestructura y de los años que viene jugando este torneo, creo que tiene que ser el candidato de la zona”.

El defensor, que hizo el gol del empate contra Deportivo Madryn, volvió al club luego de 4 años y fue premiado con la cinta, que ya supo llevar en su etapa anterior. Manolo, que volvió a vestir la camiseta del Rojo en el 2014 también se anotó entre los goleadores de su equipo en la última fecha en la derrota con Villa Mitre.

Todos los ingredientes están servidos para que este nuevo clásico haga vibrar el Alto Valle de Río Negro y Neuquén. La cita -hasta el momento- será el próximo sábado 8 en cancha de Centenario, donde, por si faltara algún condimento, las dos hinchadas podrán estar en el recinto. Cualquiera sea el ganador, dejará una secuela importante en su clásico rival y, de los cuatro partidos que deberán jugar entre sí, este parece ser el más atractivo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído