Aprender y sus triquiñuelas

El gobierno nacional (en especial el presidente Mauricio Macri) se siente satisfecho con los resultados que arrojó el operativo nacional Aprender realizado el año pasado en los niveles primario y medio.

La prueba se tomó en octubre pasado a 574.000 alumnos de sexto grado de 19.600 establecimientos de todo el país, pero en Neuquén, como consecuencia de un paro dispuesto por ATEN en rechazo al operativo, las muestras obtenidas fueron menos que las esperadas, con lo cual los resultados podrían no reflejar lo que sucede dentro de la aulas.

Te puede interesar...

La cantidad de alumnos que logró niveles satisfactorios y altos en Lengua creció 8,5%, mientras la que alcanzó niveles más bajos se redujo 7,4% en la evaluación del 2018 respecto de 2016, según los resultados difundidos esta semana. Y para el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, los resultados dan cuenta de que “se redujo la brecha educativa en la Argentina”.

Nación se preocupa por la educación de las provincias, pero no de lo que debería invertir en universidades.

Si se tiene en cuenta que hubo provincias, como la de Neuquén, en las que las muestras del operativo fueron obtenidas con cierta dificultad, y que, por otro lado, 2019 es un año electoral, los resultados de la evaluación podrían considerarse sesgados.

Pero más allá de los resultados, este tipo de políticas de parte del gobierno nacional pone al descubierto algunas inconsistencias. La Nación se desentiende de los presupuestos que las provincias destinan a la educación (no es lo mismo la inversión educativa de Neuquén que la de Jujuy) e incluso no le tiembla el pulso al aplicar duros ajustes en lo que sí tiene que invertir, como sucede en la educación universitaria.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído