Argentina tiene un historial favorable frente a Francia

Los galos eliminaron a Estados Unidos y serán nuestros rivales mañana.

Lo que tenía que conseguir Argentina en este Mundial de básquet lo consiguió anticipadamente y no es cuento chino. Lo que venga será de verdad para el equipo de Sergio Hernández que mañana , desde las 9, enfrentará a Francia por un lugar en la final, un plus que podría derivar en un cierre perfecto.

Es que el objetivo de lograr en este torneo la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020 lo logró, incluso con antelación, sin tener que esperar el triunfo ante Serbia -como finalmente ocurrió- que le hubiera dado de todas maneras el pase olímpico. Y ayer, al quedar eliminado Estados Unidos ante los galos, que se impusieron 89-79, confirmaron al equipo como el mejor del continente después de 17 años, algo que no sucedía desde Indianápolis 2002, cuando fue subcampeón mundial.

Te puede interesar...

Precisamente esa fue la mejor ubicación histórica del básquetbol argentino después del campeonato logrado en 1950, y hasta estas horas -porque la leyenda puede seguir ampliándose- está entre los cuatro mejores luego de 13 años (cuarto en el Mundial de Tokio 2006).

Pero un andar sólido, un triunfo resonante, el más importante en once años ante Serbia (el anterior fue victoria ante Lituania por el bronce aquí mismo durante los Juegos Olímpicos de Pekín 2008), más la eliminación ayer de Estados Unidos, lo ponen en posición de soñar con más.

Y si se repasa el historial en mundiales, hay también un disparador de ilusiones porque Argentina salió airosa en los tres enfrentamientos que tuvo con los galos. En los albores de este certamen, en 1950, que organizó y ganó nuestro país, el choque con Francia fue doble, en la fase inicial (triunfo 56-40) y en la siguiente (66-41). Y la última vez en la Copa del Mundo de 2006, en partido preliminar también festejó la Albiceleste (80-70).

Claro que las realidades son otras hoy, ya que Francia es firme candidata. El antecedente más cercano se dio el pasado 17 de agosto en Lyon, cuando Francia se impuso categóricamente por 77-58 en un cuadrangular, con Mathias Lessort (13 puntos) en el ganador y Luis Scola (16) en el perdedor. Los dirigidos por Vincent Collet cuentan con cinco jugadores en la liga estadounidense: el base Frank Ntilikina (21 años, New York Knicks), principal promesa del básquet de su país; el escolta Evan Fournier (26 años, Orlando Magic), uno de los goleadores del Mundial; el alero Nicolás Batum (30 años, Charlotte Hornets) de gran capacidad anotadora. Por último, en la zona pintada aparecen las dos torres Vincent Poirier (25 años, Boston Celtics) y Rudy Gobert (27 años, Utah Jazz).

Pero Argentina tiene poderío para frenar ese potencial con Facundo Campazzo en un gran momento;con el gran Luis Scola, el único sobreviviente de la Generación Dorada como gran sostén, y el resto que se contagia y acopla como Patricio Garino, Nicolás Brussino. Gabriel Deck, Marcos Delia o Nicolás Laprovittola.

Antes de este partido, Australia (le ganó ayer a R. Checa 82-70) y España animarán la otra semifinal.

Si Argentina gana, jugará la final el domingo a las 9 o irá por el bronce en el partido previo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído