El clima en Neuquén

icon
15° Temp
21% Hum
La Mañana juicio

Arrancó el nuevo juicio por el pintor que se electrocutó trabajando

Ocurrió en el 2017. La dueña de la empresa en la que se desempeñaba fue condenada, pero la Justicia ordenó realizar un segundo proceso.

Norma Nélida Mendoza Montecino comenzó a ser juzgada nuevamente por el homicidio culposo de Erick Bravo, un joven pintor que el 17 de marzo del 2017 murió al recibir una descarga eléctrica de una línea de media tensión mientras realizaba tareas de pintura en un sector de monoblocks del barrio Mudón. La mujer era la propietaria de la empresa para la que trabajaba la víctima. Ya fue condenada, pero ordenaron realizar un nuevo juicio.

La mujer fue condenada por el hecho en diciembre del 2020 a un año y 8 meses de prisión en suspenso, además de la inhabilitación para trabajar por el plazo que dure la pena. Sin embargo, posteriormente, un Tribunal de Impugnación compuesto por los jueces Daniel Varessio, Richard Trincheri y la jueza Estefanía Sauli hizo lugar a la impugnación contra la sentencia de responsabilidad y de pena impugnada, anulando la misma y reenviando a nuevo juicio que arrancó este martes.

Te puede interesar...

En su alegato de apertura, el fiscal Andrés Azar señaló que en estos tres días de audiencias van a demostrar de manera contundente, por qué la acusada tiene que ser declarada responsable del delito de homicidio culposo en carácter de autora contra el pintor Bravo. Según él, la mujer "no observó los deberes y los reglamentos que tenía a su cargo y esta negligencia fue lo que originó, lo que causó la muerte de Erick Ángel Bravo Araya, precisamente por las condiciones de trabajo en las que realizaba su labor”.

La víctima trabajaba en una empresa que, propiedad de Mendoza Montecino, había sido contratada para realizar tareas de pintura en unos monoblocks de la ciudad de Neuquén. El 17 de marzo de 2017, mientras realizaba esos trabajos sobre un andamio sin barandas y a 56 centímetros de un cable de línea de media tensión, Bravo tocó el cable de alta tensión y murió por electrocución.

Según se determinó en el juicio anterior, los andamios estaban ubicados a una distancia menor a la indicada como segura por la legislación vigente y no disponía de las herramientas adecuadas, entre numerosas faltas de seguridad laboral.

Por esta misma causa también estaba acusada una mujer encargada de seguridad e higiene que trabajaba en la empresa y que en 2019 suspendió el proceso a prueba, bajo el cumplimento de una serie de reglas de conducta y, entre otras obligaciones, realizar y dictar cursos relacionados con reglas de seguridad.

Este nuevo juicio por la muerte del pintor arrancó este martes en la Ciudad Judicial y se espera que concluya el jueves, con los alegatos de clausura de las partes.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

52.631578947368% Me interesa
13.157894736842% Me gusta
5.2631578947368% Me da igual
0% Me aburre
28.947368421053% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario