Aseguran que no se dispararon los casos de diarrea en la ciudad

En el Castro Rendón no se incrementó la atención de pacientes respecto a 2015.

NEUQUÉN
Desde el sector de Epidemiología del Hospital Castro Rendón se confirmó que no hubo un incremento de casos de enfermedades diarreicas en esta temporada. Los números que se desprenden de las estadísticas son los mismos que años anteriores, y se tranquilizó a la población sobre las versiones que circularon en los últimos días que advertían que las aguas del río Limay estaban contaminadas y se estaban generando más casos de gastroenteritis.

"Nosotros no tenemos información de esto. Si fuese así, deberíamos recibir casos todos los días y muchos, pero la cantidad de casos es casi la misma", dijo la coordinadora del servicio de Epidemiología, Susana Montalva.

De acuerdo con las estadísticas que se registran en el hospital regional, y comparando los números de las últimas semanas de 2015 y las de 2014, los números son similares. En las últimas cinco semanas del año pasado hubo 385 casos en total, y en el mismo período de 2014, sólo 368. De ese total, el 44 por ciento y el 47 por ciento, respectivamente, afectaron a menores de 5 años.

"No hubo diferencias. Siempre los sectores de riesgo son los menores de cinco años y los ancianos, pero para evitar contagiarse hay ciertas medidas de prevención que no hay que olvidar", destacó Montalva.

La especialista dijo que "se mantienen en los niveles habituales para esta época del año". Aclaró que sí se incrementan respecto al invierno, y que esto tiene que ver con las altas temperaturas, la cloración deficiente de las piletas de lona o los alimentos mal lavados.

"Las diarreas son más frecuentes en verano debido al clima, que favorece la diseminación de las bacterias que las provocan. Con las altas temperaturas aumenta el riesgo de deshidratación. Por eso, en caso de diarrea, es importante acudir al médico y no automedicarse", describió Montalvo.

Respecto a las medidas de prevención, subrayó que el lavado de manos es primordial, así como también el consumo de agua potable y si no es de red, se aconseja colocar dos gotas de lavandina por cada litro de agua o hervirla durante 3 minutos.

Mantener los alimentos refrigerados es otra de las recomendaciones detalladas por Montalvo, "porque los microorganismos se multiplican con rapidez en época estival".

Señaló que es necesario amamantar a los niños menores de 6 meses y lavar adecuadamente las mamaderas.

MEJOR PREVENIR
Un problema serio de salud pública

Desde Epidemiología indicaron que las enfermedades diarreicas agudas siguen siendo uno de los problemas de salud pública más serios, "porque constituyen una de las principales causas de morbi-mortalidad en menores de 5 años, siendo por lo general la exposición a alimentos o agua contaminados, o una higiene deficiente".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído