Barcelona aplasta a Valencia con póker de Suárez y hat-trick de Messi

El partido, que fue una verdadera exhibición, fue por la ida de la semifinal de la Copa del Rey.

El Barcelona dejó hoy virtualmente sentenciada su clasificación para la final de la Copa del Rey del fútbol español al golear 7-0 a un pésimo Valencia con un póker de Luis Suárez y un hat-trick de Lionel Messi.

Fue una noche de exhibición para el actual campeón del torneo ante un rival que justificó por qué el descenso en la Liga española es una opción real. Suárez y Messi golearon jugando prácticamente andando.

No hubo semifinal porque el Barcelona decidió mostrar una buena versión -sin apenas sudar- y el Valencia hizo justo lo contrario. Pocos equipos habrán hecho más que el conjunto de Gary Neville por sufrir una goleada de enormes dimensiones.

El técnico inglés dejó en el banquillo a Sofiane Feghouli y Álvaro Negredo para proponer un 4-5-1 con Rodrigo como único punta. Lo curioso es que llenó el centro del campo, pero siempre dejó libres a los creativos volantes azulgranas, que disfrutaron como niños.

El 3-0 con el que llegó el Barcelona al descanso no mostró fielmente la diferencia entre los dos equipos, pues el equipo azulgrana mereció una renta mayor. El Valencia llegó en crisis al Camp Nou y se marchó con una herida todavía mayor.

Suárez inauguró su cuenta a los siete minutos tras aprovechar una pérdida de balón de André Gomes y el uruguayo repitió cinco minutos después tras una asistencia de Aleix Vidal entre la pasividad de la defensa rival.

El tercer gol fue una maravilla. A los 29 minutos, Neymar prolongó con el tacón, Suárez dejó pasar y Messi marcó con su clase habitual. El Camp Nou fue un clamor para aplaudir tan bonito gol.

Después, Messi mandó un balón al palo y en el último minuto de la primera parte el árbitro, Ignacio Iglesias Villanueva, pitó penal y expulsó al alemán Mustafi por derribar a Messi en el área. Pareció que el central tocó el balón antes. Neymar lanzó y estrelló la pelota en la madera.

El único interés del partido pasó a ser ver cuántos goles más marcaba el Barcelona y "sólo" fueron cuatro porque se relajó. A cambio, el Valencia vivió una pesadilla hasta el final. No mejoró, casi al contrario. Y tampoco ofreció orgullo ante la derrota, casi humillación.

Messi marcó su segundo gol a los 59 minutos al aprovechar un tremendo agujero en la zaga visitante y el argentino completó su hat-trick a 16 minutos del final al aprovechar una grave pérdida de balón de Dani Parejo.

El Barcelona siguió divirtiéndose en lo más parecido a un entrenamiento con público. Suárez hizo su tercer gol a siete minutos del final a pase de Adriano y a tres minutos del cierre anotó el cuarto con un disparo de diestra entre la pasividad rival.

Así terminó un encuentro que no hizo honor a una semifinal de la Copa del Rey. No por lo que hizo el Barcelona, que estuvo feliz, sino por los deméritos de un Valencia hundido.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído