Berra: "ya le pedí disculpas al hincha"

Incidentes. Manolo se mostró arrepentido por lo ocurrido en el final del partido. Aseguró que no llegó a pegarle ni tuvo la intención de hacerlo.

Neuquén. Fue un fin de semana agitado para Independiente de Neuquén y sobre todo para su capitán, Manuel Berra. Luego de la derrota como local ante Cipolletti por la segunda fecha de la Reválida del Federal A, muchos jugadores confrontaron cara a cara a los hinchas intentando frenar los piedrazos que se dirigían hacia las plateas (donde estaban sus familiares), y las imágenes recorrieron el país.

El volante y referente de la institución, al que se lo vio en las imágenes arrojando un golpe a uno de los hinchas, dio su versión de los hechos y se mostró arrepentido por lo acontecido.

“Es muy triste porque estas cosas no le hacen bien a nadie. Siempre terminan pagando los platos rotos los que no tienen nada que ver; los jugadores y los verdaderos hinchas”, contó el número 8 del Rojo a LMN.

“Uno se volvió loco al escuchar que sonaban las piedras en la platea donde estaban nuestros familiares. Yo tenía a mi mujer con dos bebés ahí, entonces fuimos a intentar parar con eso”, relató y continuó: “No tenía la intención de pegarle sino alejarlo del alambrado. De todas formas, ya hablé con él y me dijo que siempre va a la cancha a alentar y no fue de los que tiraron piedras. Le pedí disculpas”, aclaró. “Es feo que se vea esto más con todo el sentimiento que uno le pone, consiguiendo recursos, colaborando con la dirigencia y jugando a veces no al cien por ciento”, agregó.

"Hablé con el hincha, me dijo que él no había sido el que estaba tirando piedras. Yo estuve mal. Estoy muy arrepentido por lo que pasó". "Estamos pasando un momento donde no ligamos y las que tienen ellos van adentro. Y más con un clásico rival que duele el doble. No hay que agachar la cabeza”, dijo Manuel Berra, capitán de Independiente

El volante del Rojo dio su versión de lo ocurrido tras la derrota ante Cipolletti

Embed

Pasado pisado

Berra espera poder hacer borrón y cuenta nueva rápidamente y pensaron lo que viene considerando que van apenas dos fechas de la reválida y el jueves tendrán pronta revancha.

“Lo bueno es que el plantel está fuerte y está unido. Si vos mirás el partido, nosotros tuvimos diez ituaciones de gol y Cipolletti cuatro, pero metió tres. Fueron todos errores nuestros porque la primera pelota la pierdo yo, después en el segundo quedamos mal parados de una contra. Entonces son más errores nuestros que méritos de ellos”, analizó respecto del partido ante el Albinegro. “Estamos pasando un momento donde no ligamos y las que tienen ellos van adentro. Y más con un clásico rival que duele el doble”, se sinceró.

Si bien desde cierto sector de la hinchada se cuestionó la actitud del equipo, el capitán consideró que ante Cipo dejaron todo y que hay mejorar para seguir sumando. “Yo estoy tranquilo porque la actitud de los jugadores fue buena y, con mejores o peores rendimientos, se entregó todo. No podemos agachar la cabeza y menos los grandes, que tenemos que llevar el grupo adelante. El jueves tenemos que salir a dar la cara con mucha fe de que podemos ganar”, concluyó el referente del Rojo.

Ahora, a apretar el acelerador para sumar en Lincoln y seguir sacando margen pensando en los puestos de descenso.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído