Boqueteros cayeron cuando intentaban entrar a una joyería

Los agarraron cuando estaban a punto de ingresar a un comercio del Bajo por el techo. Una vecina llamó a la Policía.

NEUQUÉN
“Hay que meterse ahí...”, dijo con asombro Sergio Gisfman horas después de que intentaran robar en su comercio mientras señalaba el boquete que hicieron en el techo. Aún indignado por lo sucedido, el dueño de la joyería Paz reconoció que la alarma no se activó pese a que el sensor estaba funcionando.

Los ruidos de los delincuentes trabajando en el techo de la joyería, ubicada en Alcorta 140, despertaron a una perrita que comenzó a ladrar, por lo que su dueña alertó a la Policía. “Al llegar, los policías encontraron a dos personas arriba del techo y las detuvieron”, indicó el comisario mayor José Naigual, y resaltó que el boquete era de un metro cuadrado.

“El tipo estaba metido adentro, entre las chapas, y lo sacaron de las patas. No hicieron tiempo a entrar, por suerte”, explicó el comerciante, a la vez que le informaban que el arreglo del boquete sólo en material asciende a unos 2500 pesos. “A eso sumale la mano de obra”, concluyó.

Antecedentes
No tiene paz: tres golpes en 5 años

Violenta entradera en 2010
Ingresaron a su casa y a golpes le sacaron la clave de la alarma de la joyería, de donde se llevaron 300 anillos de oro y plata, casi 50 abridores de oro, 1500 pesos y relojes varios.

Tiroteo en la puerta
En octubre de 2015, Gisfman se enfrentó con dos jóvenes que entraron al local. Un policía y un ladrón resultaron heridos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído