Borracho y drogado, quiso saquear una farmacia

El local estaba lleno de gente y uno de los empleados pudo frenarlo.

NEUQUÉN
“Yo no soy chorro. No me robé nada, esto lo pagué”, vociferaba un hombre cuando fue descubierto por empleados y clientes robando mercadería de una estantería.

El hombre, que entró drogado y alcoholizado a una farmacia del centro de la ciudad, provocó pánico en empleados y clientes.

Botín El ladrón metió en una de las bolsas que traía cremas corporales y productos de perfumería.

El hecho ocurrió ayer al mediodía en un local ubicado en la esquina de Diagonal Alvear y La Rioja, cuando un joven de 29 años intentó robar productos de la farmacia ante la vista de todos los presentes. A esa hora la farmacia estaba llena de clientes y había unos cinco empleados atendiendo.

De acuerdo con el testimonio de Elizabeth, dueña del comercio, el hombre ingresó a la farmacia en un visible estado de ebriedad y bajo el efecto de drogas, y a la vista de todos comenzó a guardar todo tipo de artículos en una bolsa. Agarró cremas corporales y productos de perfumería, entre otras cosas, sin reparos.

“En ese momento, los clientes alertaron a los empleados de lo que estaba pasando. Uno de ellos evitó que el hombre salga, pero se volvió loco y empezó a tirar todo”, relató la dueña del local a este medio.

Alterado y a los gritos, el joven comenzó a arrojar y romper cosas. Tiró una de las estanterías y luego rompió un vidrio de una de las vitrinas donde se exhibían perfumes.

Dos empleados lograron sujetarlo hasta que llegaron varios agentes y lo esposaron.

Además, debió intervenir una ambulancia para asistirlo porque le sangraba la nariz.

Según contó Elizabeth, el hombre tenía mercadería que aparentemente había robado en otro lugar.

El empleado que impidió que el agresor escapara indicó que el hombre llevaba dos bolsas con numerosos productos en el interior. Entre ellos tenía carne, un cinturón y las cremas que había robado de las estanterías de la farmacia.

El hombre no disimuló en ningún momento sus intenciones de llevarse las cosas sin pagar, porque actuó ante la mirada de los demás clientes, que no podían creer lo que ocurría, e incluso fue uno de ellos quien advirtió a la cajera.

A la gente que estaba allí durante el incidente les pareció que el hombre no estaba ubicado en tiempo y espacio porque se golpeaba contra las estanterías y los vidrios.

Si bien el momento dramático duró unos diez minutos, como mucho, para los presentes parecieron horas. Todo quedó grabado en las cámaras de seguridad de la farmacia.

Cayeron en el bajo
Le rompieron el vidrio de la camioneta y se llevaron ropa

Robaron en el bajo de la ciudad y fueron detenidos. Una mujer denunció que tres jóvenes habían roto el vidrio de la puerta trasera izquierda de su camioneta y se habían llevado algunas prendas de vestir que tenía en el interior.

La víctima relató que habían sido dos hombres y una mujer.

El robo ocurrió el miércoles en la zona del bajo neuquino. Tras la denuncia, otro móvil dio con los tres sospechosos a pocas cuadras, en la esquina de Esquiú y San Luis. Los demorados resultaron ser dos menores de edad, uno de 17 años y otro de 18. A este último se lo trasladó a la Comisaría Segunda.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído