Brisa, la joven neuquina trasplantada en Buenos Aires, regresa a la ciudad

"Fueron tiempos difíciles con un final feliz", dijo su padre a LU5. La adolescente de 14 años había sido trasplantada a mediados de diciembre último.

Brisa Orellana Rossetti (14), la joven neuquina que fue sometida a un trasplante de hígado a raíz de padecer un adenoma múltiple hepático hemorrágico, regresará a Neuquén este viernes para festejar con sus seres queridos su nueva vida.

Emocionado y al borde del llanto, su padre, José Orellana, contó en LU5 detalles del duro momento que les tocó atravesar, pero que hoy tiene un final feliz. “Estoy afónico y emocionado. Fueron tiempos difíciles con un final feliz. Hoy vimos a los médicos pero está todo bien. Falta que bajen algunas enzimas, pero van en descenso y eso es lo importante”, señaló.

Te puede interesar...

El hombre contó que Brisa podrá volver a su rutina, con los cuidados necesarios. “Va poder ir a la escuela pero con barbijo y no va a poder hacer actividad física hasta que los médicos le den el alta definitiva”.

Mostrando su felicidad, José le agradeció a todas las personas que los acompañaron, el cuerpo médico del Sanatorio San Lucas y del Hospital Italiano de Buenos Aires, y en especial, al donante. “Hay que agradecer a los médicos de Neuquén del San Lucas, a los médicos del hospital Italiano, al Instituto de Seguridad Social que pudieron solucionar todas las cuestiones administrativas y al donante… que es un ángel”.

En este sentido, llamó a la población a reflexionar sobre la donación de órganos. “No se si la gente tiene mala información o miedo pero la persona que se va puede vivir no en una persona… sino en varias. Mi hija volvió a nacer gracias a este donante”.

LEÉ MÁS

Piden ayuda para una neuquina que necesita trasplante de hígado

Tras el transplante, Brisa se recupera a pasos "agigantados"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído