Cada 40 segundos hay un suicidio y 20 intentos

Figura entre las principales causas de muerte y es prevenible.

Cada año se suicida casi un millón de personas en todo el mundo. Cada 40 segundos alguien se quita la vida y ésa constituye una de las 20 causas de defunción más importantes a todas las edades a nivel global. Las cifras van en aumento y las estimaciones realizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicaron que por cada adulto que se suicidó, posiblemente otros 20 intentaron quitarse la vida. Y en 2020 las víctimas podrían ascender a 1,5 millones.

El suicidio constituye un problema grave de salud pública que provoca casi la mitad de todas las muertes violentas. “El suicidio no es un incomprensible salto desde el vacío: los suicidas le dan a la gente que los rodea suficientes avisos y margen para intervenir”, aseguró la OMS en uno de los tantos documentos que emitió a fines de prevenir este fenómeno. “Cada suicidio supone la devastación emocional, social y económica de numerosos familiares y amigos. Es un trágico problema de salud pública en todo el mundo. Se producen más muertes por suicidio que por la suma de homicidios y guerras. Es necesario adoptar con urgencia medidas coordinadas y más enérgicas para evitar ese número innecesario de víctimas”, sostuvo la rusa Svetlana Akselrod, subdirectora general de Enfermedades no transmisibles y salud mental de la OMS.

“El suicida siempre avisa, lo dice de alguna manera. Las personas cercanas tienen que comunicarse”.

En relación a las causas que derivan en este accionar, la doctora en Psicología Diana Altavilla (MN 6550) prefirió hablar de “factores que predisponen al riesgo de suicidio” más que de motivos y señaló a la vulnerabilidad psicosocial como el principal de ellos, al tiempo que remarcó que se trata de un problema “multicausal” y que “debe presentarse más de un factor para que alguien piense seriamente en suicidarse”. En ese sentido, señaló que “sufrir una pérdida reciente impactante, estar en situación de desvalimiento social, tener proximidad con un acontecimiento de suicidio o intento de suicidio (reciente o anterior)” son algunos de los motivos que predisponen a una persona a pensar en el suicidio como la única alternativa ante todo lo que la aqueja. “Cualquier impacto muy relevante en la vida de una persona sacude el núcleo de su defensa psíquica, se ve vulnerado, y lo riesgoso es que en pos de querer aplacar el dolor emocional a veces predispone al riesgo suicida”, consideró la integrante de la Asociación internacional para la prevención del suicidio (IASP), quien agregó: “El suicidio es una situación colateral. Alguien se quiere morir porque no quiere sufrir más, elige lo que cree que es un mal menor, sin contemplar otras opciones”.

Recaìda: Después de un primer intento de suicidio, el 30% de las personas hace un nuevo intento.

Y tras asegurar que el suicida nunca ve “la segura e infinita cantidad de recursos individuales o colectivos que tiene para salir de eso que lo aqueja”, la presidente del capítulo sobre Suicidio y Prevención de la Asociación Argentina de Salud Mental remarcó que “es elemental que las personas cercanas se comuniquen, se apoyen, se suplanten para acompañar si es necesario. El suicida siempre avisa, lo dice de alguna manera”.

Factores: La vulnerabilidad psicosicual es el principal y muchas causas pueden generarla.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído