Cada vez más chicos tienen miopía, una epidemia moderna

Según especialistas, para el 2020 en Argentina, uno de cada tres pibes padecerá esta patología.

Pasar muchas horas frente a una pantalla, sea una computadora, tablet o celular, provoca dificultades en los ojos. Pero, especialmente, es un factor de riesgo para el aumento de la miopía. Está comprobado que el uso prolongado de la visión a corta distancia con luz artificial agrava esta patología en chicos con predisposición genética.

Uno de cada tres adolescentes argentinos tendrá miopía en 2020 como consecuencia del excesivo uso de las nuevas tecnologías. Pero no sólo los chicos de nuestro país están tomados de rehén por los contagiosos dispositivos, sino que la mitad de los europeos de entre 25 y 35 años son miopes.

Te puede interesar...

En Estados Unidos, se duplicó el número de afectados desde los años 70 y en China se constató que más del 80 por ciento de los adolescentes padece miopía. Con 2000 millones de miopes en el mundo, ya se puede hablar de epidemia. Según un informe del Holden Vision Institute Brien, de Australia, la mitad de la población mundial será miope en 2050.

“El sedentarismo y los hábitos de ocio relacionados con pantallas y la sobreexposición a la luz azul nociva podrían actuar como contextos favorecedores para la aparición de la miopía, además de acrecentar los problemas de fatiga visual que ocasionan las nuevas tecnologías”, afirmaron los oftalmólogos Rogelio Ribes Escudero, Nicolás Fernández Meijide y Matías Iglicki.

“Pasamos más de siete horas por día delante de un televisor, una computadora, un teléfono o una tablet. Los estudios demuestran que la miopía afecta cada vez más a los jóvenes -los llamados nativos digitales- debido a las horas que pasan en espacios de interior, sin recibir luz solar y usando las nuevas tecnologías”, especificó Ribes Escudero, jefe del equipo de trasplante de córnea del Hospital Alemán.

“Las pantallas causan fatiga ocular, es decir ojo seco, visión borrosa, dolor de cabeza”, afirmó el especialista Nicolás Fernández Meijide, jefe de sección Córnea y Refractiva del Hospital Italiano, quien agregó: “Ante una pantalla estamos como en estado de alerta y el cerebro lo interpreta como una situación de peligro, por lo cual inhibe el reflejo de parpadear para estar atentos”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído