Cada vez que llueve, en el oeste se transpira frío

Cuando el agua baja por la meseta, destruye casas y calles a su paso.

Por Alejandro Olivera - olivera@lmneuquen.com.ar

Por las persistentes lluvias que cayeron durante los últimos tres días sobre la ciudad, crecen los problemas y la preocupación en los barrios más vulnerables del oeste. Los vecinos comenzaron a temer por su seguridad, ya que el agua baja con mucha fuerza por los cauces naturales de la barda y pone en peligro a sus familias y sus viviendas. La situación se repite en los relatos recabados por LM Neuquén entre habitantes de la zona mientras desde el cielo goteaba sin parar.

Te puede interesar...

Los fantasmas de las inundaciones de 2014 y 2016 asoman cada vez que precipita por más de dos días seguidos. Y no es para menos. En julio del año pasado hubo varias casas que corrieron riesgo de derrumbe y otras tantas inundadas, como producto de una fuerte tormenta que azotó la región y provocó que ríos de barro descendieran por la pendiente con una potencia demoledora. Incluso, en Valentina Norte Rural se comenta que el torrente tiró abajo la pared del predio de una petrolera que opera en la zona.

Marcos conoce bien ese fenómeno, ya que el afluente atraviesa su terreno. La corriente del año pasado casi tira abajo su vivienda.

Lluvias-en-el-oeste-página-3-2.jpg

“Toda el agua de la última tormenta cayó por la zanja y me comió parte del terreno. Llegó hasta la pared de mi casa e hizo una zanja de dos metros de profundidad. Tuve que ponerle escombros y piedras para que deje de llevarse todo por delante”, contó a este medio.

El vecino manifestó su preocupación por el peligro que representa, especialmente para los chicos del vecindario, que juegan en las inmediaciones del arroyo todas las tardes, y pidió soluciones.

Lluvias-en-el-oeste-página-3.jpg

Eduardo sostuvo que las precipitaciones de los últimos días no ocasionaron inconvenientes, pero resaltó que se mantiene alerta ante la posibilidad de que el arroyo crezca.

“Hay que estar atento porque arrastra todo sin dar muchos avisos. El año pasado se comió una calle, así que esperamos que no llueva mucho más”, advirtió.

Sobre la calle Crouzeilles al fondo vive Gregorio. Ese camino, que se convierte en un lodazal de varios kilómetros de extensión cada vez que llueve es la menor de sus preocupaciones.

Su precaria casa de madera tiene goteras, por lo que un sector quedó completamente húmedo, a pesar de sus intentos de detener el escurrimiento del agua.

Los sectores que más se ven afectados por los temporales de lluvia son Almafuerte II, Hipódromo, Loteo Social, Toma Norte, 7 de Mayo y Valentina Norte Rural.

Recuadro-página-3-pronóstico.jpg
Recuadro-por-el-camino-página-3.jpg

LEÉ MÁS

Rescataron a una pareja de ancianos atrapados por la nieve en Chos Malal: ella tiene 105 años

Iban a festejar el día del Padre a Zapala y quedaron varados por horas en la Ruta 13 por la nieve

Una camioneta quedó bajo agua en la zona de obras del Metrobús

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído