Caída del techo en el hospital no dejó heridos

La rotura fue provocada por la filtración de un tanque de agua sobre el cielorraso de dos consultorios del servicio de Pediatría del Castro Rendón.

NEUQUÉN
En pocas horas quedó totalmente reparada la rotura en el cielorraso de dos consultorios del servicio de Pediatría del hospital Castro Rendón, luego de que una filtración de un tanque de agua provocara el desprendimiento de algunas placas de yeso.

El director del hospital, Adrián Lammel, subrayó que el hecho sucedió durante la madrugada de ayer, por lo que no había nadie en los consultorios y no provocó ningún herido.

"Un tanque de agua con problemas en el flotante provocó pérdidas y filtraciones sobre el sector del techo de dos consultorios, a los que les afectó los paneles de yeso. Se cayeron y recién fueron advertidos una vez que se abrieron los consultorios para empezar a atender", relató Lammel.

Mantenimiento fue quien se encargó de cambiar el flotante y los paneles.

Lammel dijo que es un techo que está preparado para seguir en construcción, por lo que no ha tenido la terminación que tiene que tener una losa, y agregó que si bien "se lo quiso presentar como una cuestión catastrófica, se trató de un daño muy menor".

El director relativizó el inconveniente y destacó que rápidamente se realizaron las reparaciones correspondientes al reemplazar los paneles dañados y que se retomó la atención "en forma normal" en el sector de Pediatría.

Por su parte, el delegado de ATE Salud, Juan Millapan, indicó que "la gente de Mantenimiento está controlando el resto de los consultorios".

El dirigente comentó que hace un tiempo atrás el techo había sido arreglado. "Vamos a averiguar qué fue lo que pasó ahora porque, más allá de que se rebalse el tanque de agua, no debería haber ninguna filtración", aseguró.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído