Capacitan a revendedoras de cosméticos para prevenir la violencia de género

La Fundación Avon brindó una capacitación por primera vez en Neuquén. También fue dirigida a trabajadores de la Justicia y Policía.

La violencia de género es padecida por muchas mujeres al interior de sus casas. Los abusos sexuales y los femicidios son, en un alto porcentaje, intrafamiliares y de parte de parejas o ex parejas. Desde esta dura realidad es que la Fundación Avon eligió partir para que sus propias revendedoras de cosméticos puedan escuchar a esas mujeres –sus propias clientas- y asesorarlas para que puedan salir de situaciones de violencia.

Esta semana, cincuenta revendedoras de Neuquén fueron capacitadas al mismo tiempo que operadores de la Justicia y la Policía, en el marco del Segundo Instituto de Justicia sobre Violencia de Género que se realizó desde el miércoles hasta el viernes en el Hotel del Comahue.

“Lo novedoso de estas capacitaciones es que participan todos los actores que tienen contacto con una mujer cuando busca acceder a la justicia, desde el juez, fiscales, organizaciones de la sociedad civil, médicos, integrantes de las fuerzas de seguridad”, contó Ana Inés Álvarez, trabajadora social y responsable del programa Alza la voz y el Premio Mujeres Solidarias de la Fundación Avon, quien destacó “estas instancias tan sencillas que permiten lograr grandes acuerdos” entre todos los actores que pueden intervenir ante un mismo hecho de violencia de género.

SFP_Actividad-por-violencia--de-genero-Fundacion-AVON-(5).jpg

Por su parte, las capacitaciones a las revendedoras comenzaron a ser claves en la construcción de una red de “primera escucha” que se puede dar naturalmente cuando una mujer está comprando una crema, maquillaje o perfume y le cuenta a la vendedora alguna situación de violencia que está atravesando.

“Hay que tener en cuenta que el 51 por ciento de las mujeres víctimas de femicidio murió adentro de la casa. La revendedora entra ahí y muchas veces se encuentra con esas situaciones. Lo que nos devolvían es que muchas veces no sabían qué hacer o decirles a esas mujeres”, describió Álvarez. Ante esa situación, la Fundación comenzó con las capacitaciones para que las mujeres víctimas “primero puedan entender qué es la violencia de género, muchas veces visibilizarlo, empezar a verlo en la vida cotidiana” y que las revendedoras “puedan ser el canal para que su clienta llegue a un servicio de atención integral”.

“Las asesoramos en las preguntas que pueden hacerles, cómo acompañarlas, a que sean pacientes, a respetar la autonomía de esa mujer, al tiempo que le lleve poder entender que es víctima de violencia, que es un proceso lento que implica empoderarse nuevamente”, explicó la responsable del programa.

La iniciativa es innovadora y promete ser una gran ayuda para esas mujeres que no tienen información ni aparentan tener posibilidades reales de percibir, afrontar y escapar de una situación de violencia.

LEÉ MÁS

Crecen pedidos de ayuda por violencia de género

"Si no te callás, te voy a matar y a meter en la cloaca"

Crearán una unidad para contener a los violentos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído