Chile: fue por un esguince de tobillo y lo amputaron

Un obrero de Rancagua denunció por mala praxis al hospital.

Lo que parecía ser solo una lesión leve, de esas que sanan rápido, terminó con una verdadera pesadilla para Francisco Verdejo, un chileno que se torció un tobillo en la calle y terminó con la amputación de una pierna. El hombre, de 32 años, ahora denuncia negligencia médica por parte del hospital, tras recibir un mal diagnóstico.

El 21 de enero de este año, este obrero de la construcción se dobló un pie a dos cuadras de su casa, en Rancagua, tras moverse a un lado para dejar que pasara una señora que iba con su auto, informó el sitio La Cuarta, de Chile. “Pisé al borde de la vereda y me torcí el pie. Al otro día fui al policlínico de Baquedano y a la semana al hospital regional de Rancagua”, cuenta. En la guardia de dicho hospital le diagnosticaron un esguince, le dieron antiinflamatorios y lo mandaron a la casa sin hacerle ningún tipo de radiografía, denunció Francisco.

Te puede interesar...

Como siguió con los dolores, tras terminar el tratamiento, volvió al centro asistencial la semana siguiente. Y la historia se repitió: “Nuevamente me mandaron a casa con reposo por esguince y antiinflamatorios. A esa altura ya iba con el pie mostrando síntomas de frialdad, pérdida de sensibilidad, moretones y hormigueo. No me pidieron ningún examen”. Al igual que la primera vez, el tratamiento no hizo efecto y Francisco tuvo que volver a que lo vieran en el hospital regional. Y allí la historia cambió. “Fui con mucho dolor, ya no lo aguantaba, justo pasó un cirujano vascular por ahí y me examinó. Me dio el verdadero diagnóstico que cambió mi vida para siempre: trombosis con isquemia aguda en extremidad izquierda, producto de un coágulo. Sacó la trombo y hubo que esperar. Luego tuvo que amputar a mediados de febrero”, reveló con mucho dolor.

“Como trabajo por obra, estoy sin nada desde ese momento. Soy padre de una niña de 13 años. Ahora dependo de mis padres y de lo que me dé el sistema. Es triste”. Francisco Verdejo el obrero contó todos los detalles de su verdadera odisea.

El hombre denunció que si el diagnóstico hubiera sido el correcto desde el principio se habría detectado el coágulo y podría haber salvado su pierna. “Todo ha sido muy triste. Como trabajo por obra, estoy sin trabajo desde es momento. Soy padre de una niña de 13 años por la que debo trabajar. Ahora dependo de mis padres y de lo que dé el sistema. Es triste”, relata. El hospital, tras lo sucedido, emitió un comunicado firmado por su director en el que manifiesta “toda colaboración con la investigación, entregando los antecedentes que sean requeridos por la entidad que lidere la indagatoria”. Además, anunció que instruyó a una auditoría clínica interna para la revisión exhaustiva respecto del cumplimiento del protocolo.

Francisco Verdejo se torció el tobillo en la calle y en el hospital lo diagnos ticaron mal. Con el paso de los días, tuvieron que amputarle la pierna.

Presentó una querella por lesiones

Francisco Verdejo se presentó ante el Tribunal de Garantía de Rancagua junto al diputado por O’higgins y miembro de la comisión de Salud de la cámara, Juan luis castro, y del abogado Alex Ruz e interpusieron una querella en contra de todos quienes resulten responsables por el cuasidelito de lesiones gravísimas con resultado de amputación a raíz de la presunta negligencia médica ocurrida en el hospital regional de Rancagua. Por su parte, en un comunicado, el hospital expresó: “Una vez culminado el informe, se definirán las medidas administrativas correspondientes”.

LEÉ MÁS

Su mandíbula quedó colgando de un hilo de piel tras caerse de su caballo

Fue aplastado por su yegua en medio de un partido y quedó inconsciente

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído