El clima en Neuquén

icon
16° Temp
59% Hum
La Mañana gatos

10 señales que los dueños de un gato no deberían ignorar

Siempre hay que estar atentos a los pequeños cambios en el comportamiento de tu gato que pueden indicar dolor o que pasen por una enfermedad.

Detectar cuando nuestros gatos tienen dolor o pueden estar siendo afectados por una enfermedad no siempre es una tarea sencilla, ya que el origen y la personalidad de los felinos hace que tengan una tendencia natural a ocultar signos de enfermedad.

Aunque no sea fácil, hay algunos comportamientos que pueden indicar que los gatos están atravesando algún tipo de dolencia. Cambios en el apetito, en los hábitos de uso de la caja de arena, letargo y un comportamiento o rutina diferente pueden llamarte la atención.

gato2.jpg
Hay que estar atentos a los cambios de hábitos en tus gatos.

Hay que estar atentos a los cambios de hábitos en tus gatos.

Es importante para eso que los dueños de gatos estén familiarizados con estos detalles para poder buscar atención veterinaria cuando sea necesario, ya que el origen de los gatos (sus antepasados son los gatos salvajes africanos) hace que suelan ocultar sus enfermedades o dolencias, algo que era clave para evitar parecer débil ante los depredadores.

Diez síntomas de enfermedad en los gatos

  • Respiración bucal: si tu gato jadea cuando en realidad debería estar relajado, ya que no atraviesa por una situación de estrés, esa respiración abierta en los gatos puede ser síntoma de algo serio: incluso insuficiencia cardíaca y algunos tipos de cáncer. La dificultad para respirar necesita ser tratada con urgencia.
  • Incapacidad de evacuar u orinar: si a tu gato se le hace imposible orinar o evacuar, hay que ir al veterinario. Este síntoma podría ser causado por un bloqueo urinario, algo que es muy peligroso. Por eso si tu gato no logra expulsar las heces, aunque puede que esté estreñido, es mejor asegurarnos y llamar al veterinario.
  • Vómitos continuos o diarrea grave: los vómitos ocasionales y la diarrea es algo habitual en todas las mascotas. Pero si tu gato vomita o tiene diarrea varias veces seguidas y no come, está apagado y no lo ves como siempre, es posible que haya tragado algo que no debe o sufrir una condición metabólica.
El caso del gato fue el primero registrado desde marzo de 2020.
El caso del gato fue el primero registrado desde marzo de 2020.
El caso del gato fue el primero registrado desde marzo de 2020.

Síntomas para estar atento a la salud de tus gatos

  • Letargo o colapso: si tu gato deja de moverse, se esconde durante largos períodos o le cuesta reaccionar a los estímulos, debería visitar de emergencia al veterinario.
  • Pérdida del apetito: si tu gato se muestra casi siempre hambriento y de pronto pierde el interés por la comida y el agua, podría tener obstrucciones intestinales, algún órgano que no esté funcionando bien u otras enfermedades. Es importante que no ignores la pérdida de apetito de tu gato.
gato comiendo ok.jpg
La pérdida de apetito de tu gato puede ocultar enfermedades.

La pérdida de apetito de tu gato puede ocultar enfermedades.

  • Descenso de peso sin explicación: si tu gato perdió peso sin haber cambiado su estilo de vida, algo no está bien. Podría ser porque no está comiendo como lo hace habitualmente, de por sí una señal de alarma, o ser el síntoma de una enfermedad como diabetes, hipertiroidismo o parásitos.
  • Maullidos o quejidos en exceso: algunos gatos pueden expresar su malestar a través del maullido. Si tu gato “habla” más de lo normal o si sus maullidos suenan diferente, podría ser una señal de que está experimentando dolor o malestar. Es recomendable planear una visita al veterinario.

Sed, desequilibrio o convulsiones: a estar atento a tus gatos

  • Sed excesiva: si bien es saludable que tu gato se mantenga bien hidratado, si va una y otra vez a tomar agua, podría ser un síntoma de diabetes, hipertiroidismo u otros problemas metabólicos.
A-gatos.jpg
  • Cambio en la marcha o desequilibrio: si tu gato camina de forma extraña o no puede mantener el equilibrio, hay que descartar los motivos más graves: podría haber ingerido algún veneno o sufrir una lesión en la cabeza o en la columna. También podría ser síntoma de una enfermedad subyacente como la diabetes o la ataxia, que causa disfunción sensorial.
  • Convulsiones: si tu gato cae y comienza a convulsionar, hay que llamar urgente al veterinario, ya que es un síntoma anormal que podría ser causado por epilepsia, ingestión de algún tóxico, ciertos tipos de cáncer o de lesiones.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario