LMNeuquen cuarentena

 ¿Cómo hacer con los niños para volver a trabajar?

Luego de tantos días de cuarentena el desapego cuesta a grandes y a chicos. Mirá acá varios tips para que salir de casa sea lo menos doloroso para toda la familia.

Después de más de dos meses de cuarentena, en los que las familias compartieron todo el tiempo o gran parte de ello, hoy varias mamás y papás deben volver al trabajo y se enfrentan con la dificultad de que los niños están muy apegados y tienen miedo a la enfermedad. Para superar esta etapa aparecen dos palabras claves: calma y verdad.

Así lo aconseja Vanesa Valle, licenciada en Psicomotricidad Educativa, con formación en la Pedagogía Pikler, quien trabaja en la ciudad acompañando a las familias en una crianza respetuosa.

Te puede interesar...

Con la reapertura de cada vez más actividades laborales, son muchas las consultas que recibió la profesional por parte de padres y madres preocupados por esta nueva "separación" con sus hijos que deben enfrentar tras tantos días de apego.

"¿Cómo volver a readaptarnos para volver a la vida laboral, social? A veces los niños sienten temor, no quieren que mamá y papá se vayan y también al adulto le cuesta dejarlos Todos debemos adaptarnos a esta situación de a poco", describió la especialista.

Para que este momento sea más placentero y se pueda vivir con mayor naturalidad, Valle indicó que lo primero que deben pensar los adultos es con quién dejar a los niños y considerar que ese adulto sea conocido por ellos, y también la posibilidad de que haya una adaptación previa a salir a trabajar.

Embed

"Si es una persona conocida se va a sentir más confiado ante la ausencia de papá y mamá. También es importante elegir el lugar, si es en la casa del niño mejor, pero si va a ser en otro lugar, lo ideal es anticiparle que va a salir para ser cuidado por esa persona", explicó a LMN.

Para la licenciada es fundamental, por más pequeños que sean los hijos, hablarles y decirles que en algún momento nos vamos a ir a trabajar.

Además, hay que tener en cuenta que los niños más grandes están más informados, saben que el coronavirus es muy contagioso, que es una enfermedad peligrosa y eso les puede dar miedo. "Entonces aparece el miedo a que mamá o papá salgan porque sienten inseguridad de que pueden contagiarse", indicó.

Para tranquilizar a esos niños y niñas es importante, según aconsejó Valle, que el adulto le explique que va a usar todos los recaudos para la prevención de esta enfermedad, que va usar el barbijo, a lavar las manos muchas veces y a cambiarse de ropa al volver a casa.

"Que todo aquello que contemos de los cuidados sean de la vida diaria, visibles. Que sea con un discurso verdadero que les brinde seguridad", afirmó Valle, ya que a veces mucho no se le explica a los niños.

Por otra parte, para que volver al trabajo sea lo menos doloroso posible, es importante también la palabra verdadera del adulto que brinda esa confianza y estabilidad emocional para ellos. En cuanto al desapego de los más chicos, Valle indicó que hay que utilizar las estrategias de separación de siempre, reafirmarlas, asegurarlas.

Volver al trabajo luego de la cuarentena.

En el momento de la despedida, que es un momento crucial, explicarle que tienen que ir a trabajar, saludarlos con un beso, que los niños vean que uno se va y después va a volver. Y nunca irse a escondidas.

También si el pequeño tiene un objeto transicional, tranquilizante que asegura la ausencia del adulto, poder ofrecérselo en ese momento de despedida, puntualizó Valle, quien además aconsejó que le digan a los niños que durante la jornada los van a llamar por teléfono, o enviar un audio y no olvidarse de hacerlo.

"Tenemos que hacer la despedida con acompañamiento, que nos acompañe a la puerta, que nos de un abrazo, la tranquilidad del adulto acá es fundamental. Si el adulto sale y sabe que su hijo queda en buenas manos, esa tranquilidad será recepcionada por el niño", explicó a LMN.

La especialista en niñez no recomendó las despedidas largas porque eso hace que haya un "retroceso". Pero, sí celebrar la bienvenida, con la anticipación al niño que ahora habrá que esperar que papá y mamá realicen los hábitos de higiene preventiva del coronavirus antes de abrazarlos.

"Lo más importante es acompañar las emociones de nuestros hijos en este momento particular del regreso laboral. Puede ser que los notemos angustiados, más pegotes. Pero hay que tener calma para trasmitir confianza, y siempre decirles la verdad", aseguró.

LEÉ MÁS

Cómo ayudar a pasar la cuarentena a los más chicos de la familia

Más flexibilización: habilitan restoranes, gimnasios, talleres de yoga y natatorios

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario