¿Cómo prevenir el norovirus, la enfermedad que afectó a 1200 chicos en Bariloche?

La médica Juliana Álvarez de Leben Salud contó por qué es difícil precisar si una gastroenteritis fue desatada por este tipo de virus y precisó las medidas que hay que tener en cuenta para evitar contagios.

Un nuevo brote de norovirus, más conocido como la "diarrea de los cruceros", puso en jaque a los habitantes y visitantes de San Carlos de Bariloche. Luego de que el Ministerio de Salud rionegrino confirmara que hay más de 1200 chicos afectados, empresarios hoteleros y de transporte vinculados al turismo estudiantil, reforzaron las medidas de higiene para evitar que nuevos casos.

El año pasado el virus se hizo presente en el condado de PyeongChang, sede de los Juegos Olímpicos de Corea del Sur, generando numerosos cuadros de gastroenteritis y se convirtió en tema de agenda. Es que aunque su cura no requiere más que reposo, hidratación y la toma de paracetamol (en caso de que se presente un cuadro febril), la infección viral es sumamente contagiosa, de ahí que se tengan que extremar las medidas de prevención.

Te puede interesar...

"Este virus es mundial y existió siempre, no es algo nuevo y afecta a las personas de todas las edades. El problema de esto, más que el cuadro en si, es que sumamente contagioso, por eso hay tanta cantidad de casos. Y no solamente en Bariloche, también se da en campamentos y en todos los lugares donde pueda haber mucha gente que comparte mucho tiempo y lugares", explicó la médica infectóloga Juliana Álvarez, integrante de Leben Salud.

Tras precisar los síntomas (diarrea, náuseas, vómitos, dolor de estómago, fiebre, dolor de cabeza o dolor general en el cuerpo), Álvarez advirtió que es difícil determinar si una gastroenteritis es por norovirus, excepto que se realice una muestra de laboratorio.

"Hay casos esporádicos de cinco o seis personas que tienen diarrea capaz en Neuquén, Cipolletti o cualquier otro lado y puede que sea por Norovirus, pero nadie se entera porque es un cuadro de diarrea que tenés dos días y listo. Y no sabés si te contagiaste de alguien que lo tuvo o si comiste algo contaminado... Como no es una diarrea grave, ni compromete la vida, pasa como un cuadro banal", añadió.

La diarrea, el dolor abdominal y los vómitos suelen comenzar entre 12 y 48 horas después de la exposición. Por lo general, los síntomas de la infección por Norovirus duran de uno a tres días, y la mayoría de las personas se recupera por completo sin tratamiento específico. Su cura no requiere la toma de antibióticos.

Antes de enumerar las medidas de prevención, la especialista recordó que el virus puede contagiarse a partir del contacto directo con una persona infectada, al darle la mano, compartir alimentos, bebidas o utensilios para comer o tomar, consumir alimentos o agua contaminados. También al tocar superficies contaminadas y luego llevarse las manos a la boca sin lavárselas.

Para evitar que se propague el virus, es fundamental la buena higiene de las manos, la limpieza y desinfección con guantes del área donde alguien haya vomitado o tenga diarrea; y en lo posible hay que evitar compartir el baño con personas infectadas. También se aconsaja no compartir cubiertos, vasos y otros utensilios, o tomar mate.

A su vez, es importante lavar frutas y vegetales antes de comerlos y evitar ingerir agua, bebidas o alimentos contaminados o preparados por alguien que esté enfermo.

Tal como sucede con la mayoría de las infecciones virales, para el Norovirus no hay un tratamiento específico. Como esta enfermedad es de origen vírico, no está indicada la administración de antibióticos. En la mayoría de los casos la gastroenteritis se resuelve por sí sola al cabo de unos pocos días, por lo que lo más importante es asegurar un adecuado estado de hidratación del paciente y también el aporte de sales minerales.

NOROVIRUS-GRAFICO.jpg

Por lo general, la administración oral de líquidos isotónicos suele ser suficiente para reemplazar las pérdidas de líquidos. En los lactantes pequeños la leche materna es el mejor modo de hidratar al bebé. En niños, adolescentes y adultos las soluciones comerciales de rehidratación, con sobres preparados que se deben disolver en agua, son la forma más fiable de administrar fluidos. Otra opción es la preparación casera de la típica limonada alcalina con agua, sal, azúcar, bicarbonato y limón. No se recomienda la utilización de bebidas deportivas, dado su contenido en azúcares –incluso aunque sean edulcorantes acalóricos– suponen una carga osmótica para el intestino que incluso puede empeorar la diarrea.

LEÉ MÁS

Buscan frenar el brote de norovirus que ya afectó a 1200 chicos en Bariloche

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído