Cómo seguir en las redes tras una ruptura amorosa

Superar a una ex pareja puede volverse difícil en esta época virtual.

Ponerle fin a una relación puede ser un tiempo de transición increíblemente difícil en la vida del ser humano. Con el advenimiento de las redes sociales, lidiar con las rupturas puede ser mucho más complicado: no basta con romper físicamente con una persona y destruir los recuerdos materiales, sino que también hace falta alejarse de la presencia virtual del otro.

Las redes sociales pueden a veces prolongar el dolor y hacer que sea más difícil sanar y seguir adelante. Cuantas más formas existan de involucrarse en las vidas de los demás a través de ellas, más hilos de conexión deberán romperse al finalizar una relación. “Así como en el inicio de la relación prolongar el contacto virtual exacerba las ilusiones, distorsionando la imagen del otro para que se ajuste a lo deseado, en las poscrisis la separación debe ser contundente y congruente con la decisión que se ha tomado”, explicó Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo.

Para el experto, la presencia de la tecnología en la ruptura de las relaciones potencia rasgos de dependencia. Si durante el vínculo la autonomía es un bien preciado, cuando finaliza la relación aparece la necesidad casi obligada de saber del otro, ya sea seguir sus publicaciones o mantener algún contacto a través de ellas.

Si bien no existe la forma perfecta de lidiar con una ruptura, existen ciertas acciones que pueden marcar una gran diferencia. Si la relación terminó, la facilidad de comunicación sólo prolonga la frustración y el dolor.

Las probabilidades de sentir curiosidad por lo que se encuentra haciendo y con quién lo hace una ex pareja luego de una ruptura son muy altas. Permanecer obsesivamente involucrado en los asuntos ajenos hará que sea más difícil avanzar y recuperarse. Para algunos, dejar de seguirse en las redes sociales, a pesar de que pueda parecer duro, resulta como una mejor decisión a largo plazo porque ayudará a resistir la tentación de vigilar cibernéticamente.

La manera de abordar los vínculos con las redes sociales depende en gran medida de cómo terminó la relación. Por ejemplo, si fue una separación desordenada causada por la infidelidad o la violencia, entonces el bloqueo y la eliminación en todas las plataformas con bastante rapidez es sabio. Esto, obviamente, difiere para los ex que se separan amistosamente y eligen seguir siendo amigos. Ser honesto con uno mismo en esta circunstancia es crucial: optar por el sólido “dejar de seguir” es útil únicamente si se decide con contundencia no acechar los perfiles y revivir su última vez visto”de Whatsapp.

“Aún en casos donde la crisis haya sido traumática, bloquear o dejar de seguir al otro requiere de una postura firme que denote rasgos saludables frente al despecho dependiente”, advirtió Ghedin. Sin embargo, evitar las redes sociales por un determinado tiempo no significa evitar los sentimientos. Reconocer las emociones, mantenerse conectado con las personas que uno considera de apoyo es importante, de modo que la limitación del contacto tenga más sentido para cada individuo.

Bloqueo: Si no querés ver más sus publicaciones ni su perfil, lo mejor es bloquear a esa persona.

Bloquear o dejar de seguir al otro requiere de una postura firme que denote rasgos saludables frente a la dependencia.

Si viste todo, Instagram te avisará

Instagram lanzó una nueva función que indicará a sus usuarios cuando hayan llegado al final de las últimas publicaciones. Con el algoritmo de Instagram, las publicaciones más recientes quedan repartidas y es más difícil saber exactamente cuándo un usuario está al día.

Así, Instagram pretende evitar que sus usuarios naveguen de forma infinita buscando evitar perderse ninguna publicación nueva. De este modo, cuando hayamos visto todas las publicaciones de las cuentas que sigamos, un mensaje nos avisará que no hay más para observar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído