El clima en Neuquén

icon
Temp
77% Hum
La Mañana carne

Con menor demanda, los cortes del gobierno ya están en las góndolas neuquinas

Ya no se nota la fiebre de consumo de los primeros anuncios. Hay variaciones en los precios con respecto a las ofertas de Buenos Aires.

Ante los constantes incrementos de precios, la carne vacuna se convirtió casi en un artículo de lujo y muchos optan por consumirla apenas en ocasiones especiales. Para garantizar el acceso a este alimento, el gobierno lanzó un nuevo plan con cortes seleccionados a valores económicos, que ya está disponible en algunas góndolas neuquinas.

En las góndolas refrigeradas de La Anónima, por ejemplo, pueden verse tres selecciones distintas de carne vacuna: las de etiqueta negra, que representan la mayor calidad, las de etiqueta verde, que son propuestas más económicas del supermercado y estas nuevas promociones de etiqueta celeste, que representan los cortes vacunos que forman parte del programa nacional.

Te puede interesar...

Aunque un cartel alerta sobre la limitación del consumo de apenas 3,5 kilos de estos cortes por grupo familiar, desde la carnicería aseguraron que son pocos los que hacen compras en cantidad para almacenar. “Eso puede ser al principio del mes, que compran para guardar”, dijo y agregó: “Se nota poco consumo los días de semana, y los fines de semana se vende un poco más, de aquellas personas que quieren hacer un asado”.

Las propuestas de este supermercado tienen algunas modificaciones con respecto a los valores promocionados a través de la página oficial del gobierno nacional. En las góndolas neuquinas, y a partir de las restricciones sanitarias, no se vende el asado con hueso, pero se puede conseguir tapa de asado 454 pesos el kilo, cuadrada a 545 por kilo, cogote por 401, paleta a 514, carne picada por 286 y roast beef a 430 pesos el kilo.

En Buenos Aires, en cambio, estos mismos cortes se pueden conseguir a valores más bajos. El roast beef se promoción a 409 pesos el kilo, la tapa de asado a 429 y la cuadrada a 515. Ese programa incluye también el asado de tira, que tiene hueso, a 359 pesos por kilo, en una de las ofertas más tentadoras para los consumidores.

Si bien los encargados del sector aclararon que todos los cortes se reponen en las góndolas, la ausencia del roast beef y de la carne picada en los estantes demostraba cuáles eran los productos más elegidos por los consumidores de esa sucursal.

“Cuando recién empezó el programa, en los primeros días, teníamos mucha demanda, pero ahora la gente ya no le da tanta importancia”, aclararon desde la carnicería y agregaron que, en las sucursales de los barrios más céntricos, muchos eligen la calidad más allá del precio.

“La gente que no consume carne todos los días y que quiere darse un gusto, elige los productos de etiqueta negra porque ya tienen garantizada la calidad”, dijo el vendedor y agregó que muchos prefieren gastar casi el doble en el mismo corte de carne porque prefieren el sabor y la calidad de los productos ya conocidos.

En la carnicería del supermercado, la pizarra marca el valor de los cortes a pedido, mientras que en las góndolas se encuentran los productos de oferta, ya cortados y envasados en bandejas. “Los precios de pizarra no bajan de los 900 pesos para cualquier corte, con estos precios del gobierno pueden pagar hasta un 50% menos”, detalló el vendedor.

Muchos clientes redujeron el consumo

A pesar de la inclinación del gobierno por generar promociones que fomenten el consumo de carne vacuna, muchos de los clientes de ese supermercado aseguraron que cambiaron su alimentación para consumir otro tipo de proteínas en lugar de la carne de vaca.

“Nunca compro carne, solamente compro pollo”, dijo una de las clientas de esa sucursal del centro neuquino. “Pero sí sé que los precios aumentaron mucho; cuando nos juntamos con amigos, antes comíamos asado y ahora elegimos otro menú, como pizzas, para no gastar tanto”, relató.

La inclinación hacia las dietas vegetarianas y la opción de consumir proteínas más variadas parece ser una constante entre los clientes de esta sucursal, que se inclinan por el pollo, el pescado o las verduras en lugar de tomar a la carne vacuna como la base de su dieta.

Sin embargo, aquellos que quieren incluir algo de carne a su dieta o darse un gusto por un asado tratan de aprovechar los precios acordados con el gobierno o los días de descuento. “Yo no entiendo mucho de carne, el que compra es mi novio, pero él también compra en días específicos y lleva para guardar”, detalló otra clienta de la sucursal.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.4794520547945% Me interesa
19.178082191781% Me gusta
1.3698630136986% Me da igual
4.1095890410959% Me aburre
69.86301369863% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario