Con una mano santa El Ciclón, a la final

Ayudita ajena. Godoy Cruz perdió el clásico cuyano ante San Martín y a San Lorenzo le bastó con el empate para ganar la Zona 1 y ser finalista.

Buenos Aires.- En una definición infartante, el Santo sanjuanino le dio la ayuda necesaria a San Lorenzo y derrotó a Godoy Cruz 2 a 0. El Ciclón empató 1 a 1 de local con Banfield y con eso le alcanzó para sacar un pasaje a la final contra Lanús.

La jornada no fue apta para cardíacos y regaló sufrimiento y emociones por doquier. Ninguno de los punteros lució un buen juego y los nervios por la definición se vieron reflejados en la cancha.
El primer festejo de la tarde se dio en San Juan. A los 11 minutos, la defensa del Tomba se durmió y Matías Escudero conectó de cabeza un buen centro y puso el 1 a 0 para los locales. La alegría en el Nuevo Gasómetro duró poco, ya que a los 26 minutos Santiago Silva definió una buena jugada colectiva y abrió el marcador para el Taladro.

Con ambos líderes perdiendo, todo volvía a estar como al principio y los mendocinos seguían arriba por la diferencia de goles. Además de ir abajo, los dos sufrían el partido y eran superados por su rival de turno. De a poco el Ciclón empezó a ganar metros en el terreno y fue acorralando a su adversario hasta que Sebastián Blanco se vistió de héroe y marcó el gol del empate con un ajustado remate al primer palo. Justo un ex Granate que deberá verse en la final contra el club del que surgió. De esa manera, al término de la primera parte, los de Guede estaban un punto arriba y lideraban la zona.
El complemento arrancó con una mala noticia para el Cuervo con la lesión de Néstor Ortigoza, que se perdería la final (ver aparte).

Dos ayudas conocidas: marcaron Escudero, ex dirigido de Guede, y Montagna, a préstamo del Ciclón.

A pesar de que fue a buscar el segundo, les costó crear situaciones. A poco del final volvieron las emociones y en un lapso de dos minutos Banfield erró un gol increíble y a San Lorenzo le salvaron uno en la línea. Terminó empatando y como le quedaban varios minutos al otro partido, los jugadores y los hinchas se pegaron a la radio a escuchar el desenlace. Ante ese panorama, el Tomba sólo necesitaba un gol para llegar a la final. Le costó mucho crear ocasiones en el segundo tiempo pero sobre el final San Martín se paró muy atrás y los de Méndez avanzaron, ya con 10 hombres por la expulsión de su goleador, el Morro García.

Los mendocinos se cansaron de tirar centros. En uno de ellos Ayoví conectó y el balón pegó en el travesaño y salió. Y cuando quedaba muy poco, Ardente le tapó una pelota increíble con la cara a Zuqui y le negó el empate. Con el arquero Rey adelantado tras ir a cabecear, Montagna aprovechó y puso el 2 a 0 definitivo y desató los festejos del Ciclón. En San Juan terminó en escándalo cuando Ayoví se fue haciendo gestos y expulsado. El jugador dio a entender que los sanjuaninos estaban "comprados" y luego declaró que jugaron incentivados. Algo que no negó en la previa el presidente del club, Jorge Miadosqui, al reconocer un premio en caso de vencer en el clásico. Ahora San Lorenzo se jugará el campeonato ante Lanús y Godoy Cruz lo hará por un lugar en la Libertadores contra Estudiantes. Una definición que tuvo de todo y por un punto terminó poniendo a San Lorenzo en la final y negándole una oportunidad histórica a Godoy Cruz.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído