Conmoción en Mendoza: mataron a dos mujeres en 24 horas

En la tarde de ayer encontraron sin vida a Janet Zapata, en tanto que este mediodía hallaron a Julieta González. Ambas estaban desaparecidas desde el 21 de septiembre.

Mendoza no sale de la conmoción: en menos de 24 horas aparecieron los cuerpos de las dos jóvenes que habían desaparecido el Día del Primavera, quienes no se conocían entre sí. La última mujer hallada sin vida es Julieta González, de 21 años, quien durante el mediodía de este martes fue encontrada atada de pies y manos en medio de la montaña mendocina, en la localidad de Cacheuta, en el departamento de Luján de Cuyo, a pocos metros del penal de máxima seguridad de Almafuerte.

El cadáver estaba ubicado detrás de una ripiera y fue hallado por un operario que manejaba una máquina, quien se encargó de dar aviso a la Policía. La víctima estaba vestida con un pantalón negro, sandalias y una remera con estilo animal print, datos que coincidían con los aportados por la familia para la búsqueda.

Todos los indicios sobre el paradero de Julieta eran desoladores. Tras una discusión familiar había abandonado su hogar el miércoles 21 de septiembre a las 19. Al otro día, cerca de la Destilería de Luján de Cuyo, camino a Cacheuta, habían sido hallados su Documento Nacional de Identidad y su campera. Asimismo, la madre de la joven dio a conocer en las redes una foto de un hombre que la chica había presentado como su novio para intentar avanzar con la pesquisa. Según trascendió, hubo contacto de la justicia con esta persona, quien dijo desconocer dónde estaba la joven.

En la tarde de ayer, mientras buscaban a la otra mujer, Janet Zapata, se conoció la peor noticia. Su cuerpo fue encontrado semienterrado en un descampado en la localidad El Algarrobal, en la comuna de Las Heras. Por el caso, ha quedado detenido su novio, quien había asegurado que el miércoles 21 la dejó en la parada del micro porque ella tenía una reunión con amigas en el centro mendocino. Sin embargo, los investigadores lo señalan como el instigador del crimen, ya que habría pagado unos 15.000 pesos para que acabaran con la vida de su mujer, con quien tuvo una hija de 5 años, que no deja de preguntar por su mamá, según dio a conocer el diario local El Sol. Por su parte, el supuesto autor material se encuentra prófugo.

Ambos casos han quedado ahora bajo la órbita de la nueva oficina fiscal dedicada a los homicidios, liderada por la funcionaria judicial Claudia Ríos.

Fuente: La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído