El clima en Neuquén

icon
23° Temp
46% Hum
La Mañana clases

¿Cuánto cuesta el kit para la vuelta a clases?

El precio por una mochila, guardapolvo, zapatillas y útiles se fue por encima de los $10 mil, un 45% más que en 2020. Por ahora, hay consultas más que compras.

Con sistema dual o presencial, mandar al nene a la escuela este año costará alrededor de 10 mil pesos. Es lo que sale el combo de guardapolvo, mochila y zapatillas, más los cuadernos y útiles básicos como lápices, plasticola, sacapuntas y regla. Los precios están un 45 por ciento más caros que en 2020. Por ahora, hay muchas consultas y pocas compras.

En las librerías y jugueterías de la ciudad, febrero arrancó con las vidrieras llenas de cartucheras y mochilas. Hay anuncios de promociones por la vuelta a clases en las tiendas de ropa y los supermercados ya ofrecen sus kits escolares y el clásico guardapolvo blanco. Pese a que la pandemia sigue su curso, hay una fuerte expectativa por la reapertura de las escuelas y la reactivación comercial que eso implica.

Te puede interesar...

Todavía no está el boom de compras y creo que se va a ver más a mediados de febrero, porque los que vienen ahora son los que están rindiendo finales del secundario o universitarios, que se acercan para aprovechar las ofertas”, comentó Carlos Helou, de la librería Platerito.

Contó que esta es la época del año en la que los padres empiezan a equipar a los chicos para las clases, pero este año viene tranquilo. “Sí hay consultas como es habitual, el sondeo sobre lo que valen los artículos que ya saben que los nenes van a necesitar”, explicó.

¿Cuánto cuesta el kit para la vuelta a clases?

Sobre los precios, confió que “estamos en un 45 por ciento de incremento, porque casi todos los productos, hasta un resaltador, por más que la fábrica esté acá, tienen insumos importados”. Aclaró no obstante que “el año pasado, el rubro estuvo por debajo de la inflación y por eso este año subió más”.

Una mochila básica de lona cuesta 2 mil pesos y la más completa, con rueditas y estructura reforzada, puede llegar a 12 mil. Los guardapolvos oscilan entre 1400 y 2500 pesos, aunque se pueden conseguir pecheras por mil. Las zapatillas escolares, infaltables, tienen un piso de 3500.

En útiles, lo más caro son las cartucheras, que no bajan de 500 pesos y pueden superar los 1500. Los cuadernos rondan los 400 pesos y las carpetas van de 500 a 700. El kit de lápices, sacapuntas, goma y regla son 300 a 400 pesos más. A eso hay que sumar otros 400 para la plasticola, tijera y témperas o crayones.

Samuel Sanhueza, encargado de Din-Don, indicó que los vendedores minoristas soportaron "aumentos graduales de un 8, 10 y hasta un 15 por ciento, que sumados significan mucho”. Agregó que varios optaron “por ganar un poco menos de margen respecto a lo habitual para quedar a tono con los precios y que la gente pueda comprar porque, sino, tenés que vender un lápiz negro a 200 pesos”.

Como ejemplo, mencionó que hoy tiene mochilas en vidriera “de 2500 a 8500 pesos, pero estamos por recibir mercadería nueva y hay unas que van a estar en 12 mil, que son las que vienen con carros reforzados y más capacidad”.

Resaltó que el dato positivo es que “los precios de hoy son los que quedan, no van a cambiar hasta el inicio de clases”.

Constanza Correa, de librerías ABC, señaló que en general “los precios siguieron la inflación con variaciones, porque también hay faltantes de algunos productos que no se pudieron reponer al ser importados”.

Recordó que el 2020 “fue muy complicado para sostener los negocios, la recaudación bajó más de un 50 por ciento, y hay librerías que tienen poco surtido porque no pudieron reponer la mercadería”.

ON---Reunion-aten-gobierno-(6).jpg

Todos miran a ATEN y a las vacunas

Como nunca antes, los dueños de las librerías escolares siguen con atención las negociaciones del gobierno con ATEN y la campaña de vacunación contra el Covid. Saben que la mayoría de los padres recién se largarán a comprar cuando haya certezas en esos dos frentes.

“Estamos todos esperando para ver si arrancan las clases, por eso nosotros traemos mercadería con cautela, porque tenemos la expectativa de que empiecen pero es complicado saber cuándo va a pasar”, describió Constanza Correa, de librerías ABC.

Señaló que, en años anteriores, “a principios de febrero tenías más ventas, pero ahora hacen consultas y no se deciden porque la gente está esperando una confirmación de lo que va a pasar con las clases y hay dudas sobre si hacer el gasto o no”.

También Samuel Sanhueza, de librerías Din-Don, adjudicó la tímida demanda de principios de febrero “a que la gente está esperando a ver qué pasa, a que esté el anuncio de que inician”. Observó que “el problema con eso es que, como son cosas que tienen que comprar igual, sería mejor que las compren de a poco y no llegue la última semana y tengamos 30 personas esperando afuera en la calle”.

Para Carlos Helou, de Platerito, “el colegio público no tiene certeza sobre el inicio y, en los privados, saben que comienzan sí o sí por un tema de no perder matrícula, pero tampoco hay nada concreto con el sistema dual; no está claro si van a ir una semana sí y otra no o también se habla de lunes y martes un grupo, miércoles desinfección, y jueves y viernes los demás”.

Útiles escolares aumentaron un 28 por ciento.

El dólar impacta en las cartucheras

Las fuertes restricciones sobre la compra y venta de dólares provocaron un freno en las importaciones y, aunque parezca increíble, eso tendrá un impacto en lo que llevarán los chicos en la mochila este año. Aunque hay fábricas nacionales de marcadores, lápices y reglas, muchos productos tienen componentes importados y eso llevó a que los distribuidores hoy manejen menos stock y variedad que antes.

Este año no hubo listas en diciembre

En tiempos previos a la pandemia, enero y febrero suelen ser la época en la que las librerías trabajan con las “listas” de los colegios privados. Son los pedidos de los útiles para el año siguiente, que se suelen entregar en diciembre, para que los padres se organicen en grupos y hagan compras en cantidad. Esta vez, los listados no llegaron, lo que suma más incertidumbre a los vendedores del rubro.

Los más grandes compran en redes

Desde antes de la pandemia, hay una tendencia creciente de las ventas de útiles por redes sociales, sobre todo con los alumnos del secundario y la universidad. “Es un segmento por edad, porque en la tienda on line ves muchos adolescentes que consultan, compran y después vienen con los padres a retirar; en cambio, con primaria va más lo presencial”, observó Carlos Helou, de la librería Platerito.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario