Cuánto tiempo nos tomaría incorporar un nuevo hábito

Según la ciencia, el cerebro necesita al menos 66 días para procesarlo.

Londres.- Cada vez que se habla de salud, los hábitos juegan un papel crucial. A la hora de evaluar cuán saludable es una persona, se suele tomar como indicadores los hábitos alimenticios, de ejercitación o de higiene.

¿Pero qué es exactamente un hábito? Según la psicología, es toda conducta que se repite en el tiempo de modo sistemático. No es un mero comportamiento asiduo, sino de un grado de regularidad tal que se vuelven inconscientes.

Hay que entender entonces que los hábitos no nacen, sino que se crean.
Tender la cama o lavarse los dientes apenas nos levantamos pueden considerarse hábitos, lo mismo que abrocharse el cinturón al subir al auto. Se trata de conductas para las que ya no necesitamos esforzarnos.

Pero para que cualquier conducta se transforme en hábito el cerebro necesita tiempo.
Según un estudio británico llevado a cabo en el University College de Londres hacen falta exactamente 66 días para que una actividad se transforme en habitual y pueda mantenerse durante años.
A partir de ese momento ya no hace falta voluntad, ni tan siquiera pensar en ello intencionadamente, para poder repetir dicho comportamiento.

"Si durante ese número de días repetís algo cada día en la misma situación, se convierte en una reacción automática ante dicha situación", explica Jane Wardle, coautora del estudio que se publicó en la revista European Journal of Social Psychology.

La conclusión surgió luego de que, durante 12 semanas, se le hiciera un seguimiento minucioso a un grupo de participantes que eligió un nuevo hábito a crear y del que debían informar diariamente cuán automático lo habían sentido a medida que avanzaban los días.

Hasta no hace mucho, estudios previos aseguraban que con sólo 28 días bastaba. Sin embargo, este nuevo hallazgo revela que en corto tiempo las neuronas no asimilan lo suficiente un determinado comportamiento y es fácil abandonarlo, aclaran los autores.

Habrá que ver ahora si el tiempo que invertimos para crear un hábito es el mismo requerido para abandonar uno malo.

Ya es conocida la dificultad de muchos para dejar de fumar, por ejemplo. Quizás teniendo una meta concreta, llegar a los 66 días pueda servir como una motivación adicional para desterrarlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído