Dejó a todos con la Boca abierta y clasificó

El Xeneize dio la nota: venció de visitante 1 a 0 a Racing con tanto de Lodeiro sobre la hora y accedió a octavos. La Acadé, a sufrir.

Buenos Aires
Una de las características que Guillermo Barros Schelotto siempre analiza de sus dirigidos y sobre la cual machaca es la actitud. Eso no se negocia para el entrenador de Boca, quien el pasado domingo fustigó a los suplentes por la "falta de rebeldía" en la derrota ante Tigre. Pues bien, ayer apareció ese temple que el entrenador pretende. Su equipo tuvo personalidad para imponerse en el Cilindro de Avellaneda 1 a 0 ante Racing y acceder a los octavos de final.

Nicolás Lodeiro, a los 38 minutos del complemento, marcó el único gol del partido. En tanto, Racing deberá jugarse el pasaje en la última jornada del Grupo 3.

Una fuerte falta de Videla a Pablo Pérez (titular a último momento en reemplazo del lesionado Pachi Carrizo) marcó lo que sería el primer tiempo: mucha pierna fuerte, pocas llegadas a los arcos y un flojo arbitraje del ecuatoriano Carlos Vera.

Con planteos tácticos similares, Racing y Boca se prestaron el dominio, aunque los de los mellizos Barros Schelotto estuvieron algo más finos en la creación de la mano de Fernando Gago, Andrés Cubas y Carlos Tevez cuando bajaba a buscar la pelota.

Los de Facundo Sava, por el contrario, carecieron de cercanía entre las líneas y el paraguayo Oscar Romero no pudo generar para el trío de atacantes.

Hubo una aproximación seria por bando: Lisandro López no pudo conectar un pase frontal de Romero y Tevez no alcanzó a definir una pelota cruzada desde la derecha. El árbitro, además, obvió un claro penal para Racing por mano de Fabra en el área.

Pegó sobre el final
Boca se hizo dueño del mediocampo en el segundo tiempo, otra vez con una buena tarea de Cubas y Gago. Racing, lejos del equipo arrasador que mata o muere, apostó a la firmeza defensiva que tanto se le reclama y no generó ni una sola jugada de riesgo, ni siquiera con los cambios realizados por Sava en la segunda etapa.

Lo de Boca tampoco fue brillante, pero le alcanzó para ganar. A los 38 minutos, cuando el partido se encaminaba hacia el empate, Gago hizo una buena jugada por la derecha, envió el centro al corazón del área y Lodeiro, entrando por atrás, puso el 1 a 0.

Ya no hubo tiempo para más. Boca, con su estirpe copera, se garantizó el pasaje para la próxima instancia de la Copa. Racing debe esperar.

En la próxima fecha, la última del grupo (el miércoles que viene), la Academia visitará a Bolívar en La Paz, Bolivia, y Boca recibirá al Deportivo Cali. Independientemente de los resultados del partido de esta noche y de Boca-Cali, a la Academia le alcanzará con un empate en la jornada del cierre para asegurarse un lugar en los octavos.

De todos modos, hay que ver cómo se repone el elenco de Avellaneda de este mazazo que fue la inesperada derrota como local frente a Boca, que le quitó el invicto en la Copa Libertadores. Así es el fútbol. El Xeneize enmudeció al Cilindro y se vengó de un rival que últimamente solía amargarlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído