El clima en Neuquén

icon
Temp
93% Hum
La Mañana Básquet

Básquet: Julieta Tell, la campeona con Independiente que también es DT en inferiores

La base de Independiente fue la figura en la final que el Rojo le ganó a Centro Español. "Me gusta mucho la ciudad, me recibieron muy bien, armamos un lindo equipo y además me dieron la posibilidad de volver a ejercer como entrenadora", dijo la campeona.

Julieta Tell es uno de las referentes que sumó Independiente esta temporada. La base, nacida en Córdoba y formada deportivamente en La Rioja, es la líder del equipo que acaba de consagrarse campeón del Torneo Integración femenino de básquet por primera vez en la historia de la competencia en esta rama.

Feliz por esta consagración, con varias propuestas para volver a jugar Liga Nacional, se ilusiona con volver a vestir la casaca del Rojo cuando termine el certamen porque “me gusta mucho la ciudad, me recibieron muy bien, formamos un buen equipo y, además, aquí me dieron la posibilidad de volver a ejercer como entrenadora en la categorías formativas, que eso es algo que me gusta mucho”, afirmó la MVP de la final (victoria ante Centro Español 82-53) autora de 34 puntos.

“Llegué aquí a fines de mayo, principios de junio, un miércoles me acuerdo. Ese fin de semana comenzaba el Torneo Pre-Federal que luego se pospuso por más o menos un mes. Por suerte porque eso nos dio tiempo para conocernos como equipo”, recordó.

“Nací en Córdoba y juego desde los diez años cuando empecé a hacerlo en el mini básquet mixto en La Rioja, en un club llamado Amancay”, contó sobre sus comienzos.

409174256_837166278418955_5179495193051603080_n.jpg

“A partir de los 13 –continuó- me sumé al equipo femenino en las formativas y más o menos a los 16 empiezo a jugar los torneos nacionales, los Juegos Evita, los Juegos del Cristo Redentor que son como una Araucanía acá pero en la zona de Cuyo. También disputé un cuadrangular nacional. Lo más cercano que tenía era Catamarca así que empecé a jugar el Federal en esa provincia. Luego me fui a Mendoza, dónde estuve cuatro años jugando y es desde allí que pegó el salto a la Liga Nacional", repasó.

"Mi primer club en esa categoría fue Quimsa dirigido por Mauricio Pedemonte. De allí me sumé al proyecto de Las Heras Básquet de Mendoza y luego me llegó la oportunidad de ir a jugar a Bolivia. Eso fue antes de la pandemia. Al regreso me fui a Corrientes Básquet la primera temporada y en la segunda pudimos llegar a la final. Aunque no se nos dio el título fue un gran trabajo que hicimos como club y como equipo. Después me fui a México, estuve jugando ocho meses afuera y en diciembre a fines de 2022 volví a La Rioja y me sumé a Riachuelo para jugar la Liga Nacional. Terminada la liga es cuando me llamó Marcelo (por Remolina el DT del Rojo campeón). No conocía nada de lo que era la Zona Sur pero me gustó el proyecto que me contó y decidí apostar a él”, afirmó.

409752494_837166238418959_800443474641128331_n.jpg

Haciendo una síntesis de lo que fue la temporada Julieta dijo: “nos planteamos distintos objetivos en común y de a poco creo que los fuimos alcanzando. Por ahí estuvimos muy cerca de llegar a las últimas instancias en la Liga Federal (quedó a las puertas del Final Four) pero creo que como equipo, como grupo hemos trabajado y dado lo mejor desde el día uno. Primero nos planteamos pequeños objetivos para llegar al objetivo final que, gracias a Dios, se nos dio y pudimos conseguir el título del Integración”.

Como referente del equipo destacó que “encontré mucho profesionalismo desde las más chiquititas a las más grandes. Trabajamos conscientes y abiertas tanto para el cuerpo técnico como para nuestros compañeras. Fuimos muy receptivas y muy pacientes. Se armó un lindo grupo humano, un gran equipo. Somos un plantel que juega bastante en equipo y es lo que más rescato: la predisposición de todos de dar lo mejor y de aprender de cada una de las integrantes del plantel”, resaltó.

En cuanto al balance sobre su desempeño se mostró conforme: “mi rol básicamente era hacerme cargo de la pelota y aportar desde la experiencia mi granito de arena a un equipo joven con mucho futuro. En ese sentido creo que la predisposición de cada una hizo que cada cosa que quisiéramos trabajar saliera al pie de la letra como lo teníamos diseñado en nuestro libreto”, afirmó.

"Me hicieron sentir como en casa"

“Neuquén me hace acordar a Mendoza, un lugar muy familiar. En ese sentido no siento que estoy en un lugar nuevo. Además, me dieron la oportunidad de volver a dirigir porque soy entrenadora y es algo que me gusta. En lo profesional estoy esperando ofertas de algunos equipos de Liga Nacional porque vivo exclusivamente del básquet, lo disfruto y me pone feliz trabajar y vivir de lo que me gusta”, analizó.

Con amplio recorrido dentro del básquet nacional e internacional Julieta ponderó el desarrollo que está teniendo en la región el básquet femenino: “Creo que hay nivel. De a poco va a ir creciendo más. Hay que seguir trabajando no solo a nivel club sino a nivel provincial que es algo que hay que explotar para seguir adelante y aprender de los errores y de todos los procesos que se hacen año a año”, concluyó.

La palabra de DT sobre el campeón

Marcelo Remolina, entrenador del equipo campeón, destacó el logro porque “fuimos el equipo más regular durante la temporada y que llegó a las semifinales en el Federal. Tenemos jugadoras de experiencia como Juleita Tell, Marisa Quiroga, Maira Perren, Iara Parra y tuvimos de refuerzo a Emilia Fernández, la base del campeón de Bahía, 9 de julio. Todo esto sumado a los juveniles del club que anduvieron bien como Camila Coria, Celeste Remolina, Francesca Zaglio y Soto.

“El objetivo es rearmar el equipo en marzo para competir en todo lo que tengamos que jugar y esperamos tener la posibilidad de jugar la Liga A en 2024", se ilusionó.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario