Destrozaron el cementerio de Oro y le dispararon al nicho de Agostina Mazzina

La joven fue víctima de femicidio en el año 2009. Su mamá, Doris Fernández, se mostró dolida e indignada por la situación. "Me enteré hoy a la madrugada, pero esto ocurrió hace dos días y nadie nos avisó", sentenció.

Familiares de Agostina Mazzina -víctima de femicidio en Fernández Oro en el año 2009- denunciaron que vándalos destruyeron a piedrazos varios nichos del cementerio local y que al de su hija le dieron un disparo . El hecho ocurrió hace dos días, pero los allegados recién se enteraron el sábado, razón por la cual se mostraron molestos.

Destrozos en el cementerio de Oro

En diálogo con LM Cipolletti, Doris Fernández, mamá de la joven, aseguró que el cementerio es "deplorable" y no existe quien cuide a sus seres queridos. "Ninguna autoridad municipal ni policial emitió un comunicado, para nosotros es algo muy triste. A ella la recordamos todos los días y hoy duele el alma por esta situación de la que nadie se hace cargo", expresó indignada.

Te puede interesar...

Según el relató de la madre y las imágenes tomadas en el lugar, la mayoría de los nichos fueron atacados a piedrazos, mientras que el de Agostina es el que único que tiene un orificio "de bala de goma o un arma pequeña" en el vidrio. "Apuntaron directamente a su foto, me llama mucho la atención", agregó.

Destrozos en el cementerio de Oro

El femicidio de Agostina Mazzina

Agostina Mazzina tenía 17 años cuando fue asesinada a puñaladas mientras dormía en su casa en Fernández Oro. El femicida, Alex Velásquez Barrientos, había sido contratado por un plomero para realizar algunos trabajos de reparación en la vivienda de la víctima y luego en el hospital local, ubicado justo en frente. Según declararon testigos, el hombre había manifestado estar enamorado de la joven en reiteradas ocasiones.

De esta manera, y siguiendo su plan, Alex -quien en ese momento tenía 29 años- ingresó a la casa de Agostina por una ventana del piso superior y la atacó a puñaladas. Con el deseo de que su víctima sufriera, le asentó numerosos puntazos en el rostro y el brazo izquierdo, pero una sola de las heridas lesionó sus órganos vitales.

Al momento del hecho, su mamá y su hermana se encontraban en la planta baja. La madre se había asustado por algunos ruidos que escucho afuera y llamó a sus hijas para que estuvieran juntas. Una de las menores bajó y la otra, quien en ese momento ya estaba durmiendo, respondió que se quedaría en la habitación.

Más tarde, los ruidos continuaron. Primero parecían provenir del exterior de la casa y, más tarde, la hermana de la joven creyó escuchar pasos en el primer piso. Preocupada, subió para constatar que todo estuviera en orden pero se encontró con el cuerpo de Agostina con al menos 20 puñaladas, en grave estado.

La familia dio inmediato aviso a la Policía provincial y a la guardia del hospital local. Por la gravedad de las heridas, Mazzina fue trasladada al hospital de Cipolletti, donde falleció minutos después de su llegada.

Luego de arduos rastrillajes, personal policial dio con el femicida de Agostina, Alex Velásquez Barrientos, quien fue condenado a perpetua por el brutal crimen.

LEÉ MÁS

Papá borracho perdió el control y cayó a un canal con sus dos hijitos

La megabanda casi asesina a un empresario y planeaba quemar un Juzgado

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído