Destruyeron el puesto del vendedor de tortas fritas que visitó Macri

El hombre le había mandado al Presidente 100 pesos para ayudar al Gobierno. Luego el mandatario le agradeció personalmente.

Después de mandarle una carta con 100 pesos al presidente Mauricio Macri y de recibir su visita, el vendedor de tortas fritas que se hizo famoso ahora pasa su peor momento. Desconocidos destruyeron el local que tenía al lado de la ruta provincial 18, al sur de la ciudad de Rosario.

Según indicó Alfredo Arias, oriundo del pueblo de Cuatro Esquinas, "me llamó un vecino anoche para avisarme que la parrilla estaba tirada en el piso y cuando llegamos hoy con mi mujer me largué a llorar por la impotencia. Era mi herramienta de trabajo con la que me gano el pan y puedo ayudar a otra gente. Estaba todo roto, un verdadero desastre".

Respecto a los responsables, dijo: "No tengo idea quién pudo haber hecho esto, no creo que sea gente de acá porque nos quieren mucho, pero de una forma u otra con mi mujer nos la vamos a arreglar y mañana vamos a estar trabajando de nuevo. Ahora tenemos que comprar varias decenas de tejuelas para el piso de la nueva parrilla".

El vendedor saltó a la escena pública cuando trascendió que envió un sobre con 100 pesos a Macri para ayudar a sacar adelante el país y luego también con la visita del mandatario. De acuerdo a medios locales, el 12 de mayo pasado Alfredo había sido atacado a golpes de puño por un vecino en la puerta de su domicilio en Rosario.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído