Detienen a un inmigrante ilegal por matar una joven

El acusado, un mexicano de 24 años, la atacó cuando trotaba.

Un informe preliminar de la autopsia del cuerpo de Mollie Tibbetts, una estudiante de 20 años asesinada en Estados Unidos, determinó que su muerte fue un “homicidio como resultado de múltiples lesiones con fuerza aguda”, dijo el médico forense del estado de Iowa, donde se cometió el crimen y donde fue hallado el cuerpo de la joven.

Tibbetts desapareció el 18 de julio después de salir a hacer running, lo que desató una extensa búsqueda de un mes y conmocionó a la opinión pública americana. El cuerpo fue encontrado el martes en una zona rural, escondido en un maizal.

Cristhian Bahena Rivera, un mexicano de 24 años que llegó ilegalmente a los Estados Unidos, fue acusado del asesinato después de confesar que persiguió a Tibbetts mientras trotaba. Rivera dijo que recordaba haberse enojado con ella, lo que sucedió después fue “bloqueado” de su memoria. Cuando volvió en sí, se dio cuenta de que había puesto a Tibbetts en el baúl de su auto y luego la llevó a un campo de maíz y la dejó allí.

p16-f01-mundo(SCE_ID=240809).jpg

Rivera cayó en los ojos de los investigadores luego de que cámaras de seguridad mostraran que su automóvil iba y venía por las calles de Brooklyn, un pequeño pueblo en Iowa con no más de 1500 habitantes. Ese día, el 18 de julio, los movimientos que realizó con su vehículo -un Chevy Malibu oscuro- llamaron la atención de los detectives tras chequear las cámaras.

Al confesar y declarar bajo juramento, Rivera admitió que había visto correr a Mollie en la carretera y que decidió seguirla. Lo hizo desde atrás y, en un momento, a su par en la ruta. Mollie se sintió acosada y, nerviosa, le advirtió que llamaría a la policía si no se iba. Al parecer, eso hizo alterar al homicida, debido a su condición de inmigrante ilegal, y derivó en el ataque que terminó con el crimen de la joven.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído