Detienen a un policía y a su hermano por un doble crimen

El hecho ocurrió el sábado en la localidad bonaerense de Quilmes. En su defensa indicaron que las víctimas habían intentado asaltarlos.

Dos jóvenes fueron asesinados a balazos en la localidad bonaerense de Quilmes Oeste y por el doble crimen detuvieron a un efectivo de la Policía Federal Argentina (PFA) y su hermano, quienes acusaron a las víctimas de haberlos asaltado a mano armada, informaron fuentes judiciales.

El hecho ocurrió el sábado a las 6.15, en calle 893 entre 808 y 809, en esa localidad del sur del conurbano, cuando tres muchachos fueron baleados por otros dos que escaparon del lugar en auto.

Te puede interesar...

Fuentes judiciales y policiales informaron que uno de los baleados, identificado como Gerardo Fleita (26), murió en el lugar, mientras que los heridos fueron trasladados en ambulancia al Hospital Isidoro Iriarte de Quilmes.

En ese centro de salud falleció otro de los heridos, identificado por la Policía como Gustavo Cardozo (24), mientras era intervenido quirúrgicamente. En tanto, el tercer paciente, Alejandro López (27), permanecía internado, dijeron los informantes.

Tras el tiroteo, personal del Comando Patrulla de Quilmes Oeste secuestraron vainas de calibre 9 milímetros en la escena del crimen al tiempo que a través de testigos obtuvieron la descripción física de uno de los sospechosos.

Mientras los pesquisas realizaban las primeras diligencias, unos diez minutos después al tiroteo un auto conducido por dos jóvenes colisionó contra el guardarrail de un puente ubicado en el cruce del Camino General Belgrano y 812, también en Quilmes.

A raíz del choque, el conductor sufrió lesiones y se quedó dentro del vehículo, mientras que su acompañante -que resultó ser su hermano menor-, intentó escapar del lugar pero fue interceptado por efectivos policiales que acudieron al lugar del accidente.

Fuentes judiciales informaron que las características físicas de este segundo joven coincidían con las aportadas por los testigos como uno de los implicados en el ataque, por lo que quedó aprehendido.

Por su parte, el conductor del vehículo, identificado como Fernando Ezequiel Pérez (23) y quien se desempeña como efectivo en la PFA, reconoció haber estado en el lugar de los hechos y que le disparó a los jóvenes al defenderse de un intento de robo por parte de ellos.

Sin embargo, los investigadores creen que si los disparos se habrían producido en ese marco, el policía y su hermano deberían haberse quedado en el lugar y dar aviso al 911, y no intentar escapar, señalaron los voceros.

Además, los pesquisas no hallaron ninguna arma de fuego en poder de las tres víctimas, lo que también debilita la hipótesis planteada por los sospechosos.

LEÉ MÁS

De locos: se lo cortó porque decía que lo tenía demasiado largo

Grupo comando intentó robar un súper: persecución, tiroteo y muerte

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído