Dos neuquinos, las dos caras del fútbol

El Chicago de Carrasco (hizo un gol) ganó, pero descendió porque Huracán y el Temperley de Sambueza empataron amistosamente.

Buenos Aires.- El torneo de 30 equipos tenía a su campeón (Boca) y a casi todos los equipos que jugarán la preliguilla para la Copa Libertadores y la Sudamericana. Sin embargo, faltaba saber qué iba a pasar en el fondo de la tabla dado que restaba definirse el segundo descenso, luego de la precipitada caída a la B Nacional de Crucero del Norte.

Finalmente, será Nueva Chicago, con el neuquino Mauricio Carrasco como protagonista, el que jugará durante 2016 en la segunda categoría en importancia del fútbol argentino.

Tres eran los equipos que ayer lucharon por la ansiada permanencia y que jugaron a la misma hora para desechar especulaciones, dado que el resultado de un partido podían influir en los demás encuentros. Las sospechas, igual, dijeron presente, ya que los dos equipos (Temperley, con Fabián Sambueza, y Huracán) que necesitan sumar un puntito lo consiguieron en duelos a los que les sobraron los últimos 45 minutos. Una costumbre en un fútbol argentino en que las jornadas finales suelen regalar empates "amistosos".

Susto en el Ducó

En Parque Patricios, Huracán recibió a Belgrano y necesitaba al menos un punto para quedarse en Primera y evitar un desempate que le complicaba sus planes y podía empañar la chance latente que tiene de meterse en una histórica final de la Copa Sudamericana (le ganó 1-0 a River en la ida, de visitante). Al conjunto cordobés tampoco lo perjudicó el 1-1, teniendo en cuenta que estaba pensando en la Liguilla pre-Libertadores, y con la igualdad superó a Estudiantes.

El primer gol lo hizo Lucas Zelarrayan para el Pirata, a los 29 del primer tiempo, y cuando la esperanza crecía en Mataderos porque iba todo a un desempate, un grosero error del ex Boca Chiqui Pérez, que se metió un gol en propia meta en una acción muy torpe, le dio el empate salvador.

El segundo duelo tenía como protagonista a Temperley, con el zapalino Fabián Sambueza en el once inicial. El Celeste también necesitaba un puntito y lo obtuvo gracias al cero a cero frente a Argentinos. Y lo mismo sucedía con el Bicho, que ingresó a la Liguilla pre-Sudamericana. Apenas patearon al arco rival y festejaron los dos.

Nueva Chicago hizo su trabajo de local ante Quilmes y ganó 2-1 con los tantos de Alejandro Gagliardi, a los 10 minutos de la primera parte, y del neuquino Carrasco, a los 29 de la segunda. La igualdad transitoria llegó a través del volante Rodrigo Braña antes del descanso. El Torito se ilusionó, pero nunca le llegaron buenas noticias desde las otras canchas y el notable sprint final no alcanzó.

"Ahora vamos a disfrutar estos 15 días y después, pensar en el partido contra River, que será muy difícil".Federico Vismara. Jugador de Huracán

"Cuando pasan los minutos, el inconsciente juega. Sabés que el empate sirve y pensás en no arriesgar".Néstor Gorosito. Técnico de Argentinos

"Sé que entregaron todo y un poco más. Un aplauso a la dignidad. Una satisfacción grande".Rubén Forestello. Entrenador de Nueva Chicago

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído