Dos pibes unidos para cambiar a sus barrios

Se metieron en las comisiones vecinales, aportando propuestas.

Por Alejandro Olivera - olivera@lmneuquen.com.ar

A Marcos Hugo, de 14 de Octubre, y Hernán González, de Provincias Unidas, los une las ganas de cambiar las realidades de sus barrios. No tienen todavía 30 años pero se metieron de lleno en las vecinales para aportar ideas frescas que contribuyan a mejorar la vida de todos los vecinos.

Te puede interesar...

No es común que los jóvenes se involucren tan profundamente en la vida política barrial. De hecho, la mayoría de los presidentes de las comisiones de la ciudad ya llevan varios años en actividad y piden abiertamente la colaboración de la gente, tanto para realizar trámites en la Municipalidad como para debatir los problemas que surgen con los espacios públicos y los servicios básicos.

Marcos y Hernán rompen con el molde del vecinalista neuquino, no sólo por su juventud, sino porque también se preparan para reforzar el trabajo que realizaron las gestiones anteriores. "Me metí en la vecinal porque en mi barrio no había vida, estaba apagado", confió Hernán, de 27 años. Señaló que Jaime Vallejos, presidente del barrio, le abrió las puertas para que aportara su granito de arena y manifestó su alegría por poder colaborar. "Como en todos lados, acá hay muchas falencias, mucho desempleo. Recorremos el barrio preguntándoles a los vecinos qué creen que tenemos que conseguir o mejorar y actuamos en consecuencia, creo que por eso están conformes con nuestro trabajo", comentó. Señaló que en el último año lograron ordenar los espacios públicos, que se encontraban abandonados. Además, lanzaron una serie de cursos, talleres y actividades para que niños, adultos y abuelos se formen en distintas disciplinas y oficios. "Tenemos la murga Gigantes del Este, clases de fútbol, minibásquet, educación física integral y talleres de oficio, que ya están cerrando el año", detalló.

Marcos, de 22 años, indicó que las gestiones anteriores no les daban espacio a los jóvenes, por eso no dudó en sumarse cuando el presidente de 14 de Octubre, Daniel Zurita, lo invitó a participar. "La propuesta de esta comisión me gustó. Nos dieron espacio y me copó la posibilidad de aportar ideas para mejorar el barrio", dijo al respecto. Contó que la comisión directiva está enfocada en ampliar la base de vecinos que participan de las asambleas, para que aporten sus propuestas o se saquen las dudas sobre determinados temas.

Sin embargo, aclaró que no pierden de vista los objetivos centrales, que son generar más actividades recreativas para que la gente pase su tiempo libre en el barrio y brindar capacitaciones para que desarrollen herramientas que les permitan salir a buscar el mango. "Estamos dando clases de macramé, zumba y yoga, mientras que también hay talleres de soldadura y primeros auxilios, entre otras cosas", puntualizó.

Coincidieron en que se puede mejorar la calidad de vida de los vecinos a través de la militancia. Es por eso que asumieron el compromiso de colaborar. Ahora buscan que su ejemplo se replique en todas las vecinales de la ciudad, ya que aseguraron que la participación de los jóvenes es escasa.

Capacitación para mejorar la tarea de los vecinalistas

En la búsqueda de lograr una renovación de la vida política de los barrios, las comisiones vecinales de Mariano Moreno, Provincias Unidas, Belgrano, Confluencia y 14 de Octubre-Copol brindaron una capacitación para jóvenes vecinalistas.

El encuentro, que se celebró el viernes de la semana pasada en la sede presidida por Daniel Zurita, apuntaba a que los pibes que forman parte de las vecinales se interiorizaran en el funcionamiento del Concejo Deliberante y aprendieran a comunicarse con los vecinos.

Al respecto, Hernán calificó la capacitación como “muy buena” y agregó que ahora comprende mejor los aspectos técnicos de las ordenanzas.

“Ahora sé cómo bajarles los temas a tierra a los vecinos”, puntualizó. Además, agregó que también sumó herramientas para tener una mejor comunicación con la gente del barrio, algo que antes le tomaba mucho tiempo.

Por su parte, Marcos sostuvo que el encuentro le gustó porque pudo compartir su experiencia con jóvenes de otros barrios.

“Estuvo bueno porque hablamos de cómo era su barrio, cuáles eran sus problemáticas y del esfuerzo que hacen por mejorar. Uno contaba que desde chiquito estaba metido en la comisión vecinal y que, ahora que es grande, se metió de lleno a participar”, precisó.

Todos coincidieron en que estos encuentros permiten forjar vínculos con otras vecinales que atraviesan por los mismos problemas, por lo que afirmaron que son oportunidades para intercambiar experiencias y buscar soluciones en conjunto en beneficisio de la comunidad.

LEÉ MÁS

La apasionante historia del belga que llegó sin nada y fue el impulsor del Cerro Bayo

Los evangélicos son los que más feligresía suman

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído