El clima en Neuquén

icon
Temp
71% Hum
La Mañana Justicia

Dramático: se quedó en la calle y la Justicia no la deja volver a Brasil con su bebé

No consigue alquileres permanentes y su ex no firma el permiso necesario para regresar a su país con su hijo de 9 meses. En los refugios ya no le dan espacio.

El llanto le quebró la voz antes de terminar su historia. Valeria es brasilera y, en marzo, su sueño por instalarse en la Patagonia se convirtió en una pesadilla. Después de vivir situaciones de violencia con su ex pareja, se quedó sin trabajo y sin hogar, y no consigue el permiso necesario para regresar junto a su bebé de 9 meses a su Florianópolis natal. "Sólo quiero volver a mi casa", suplicó.

Valeria, de 34 años, se instaló en Villa Pehuenia en 2018 para convivir con su novio argentino. Trabajaba y vivía en una hostería que era propiedad de la familia de él, pero pronto comenzaron a aparecer las situaciones de violencia. Aunque no sufrió golpes, sí sentía abuso emocional y psicológico, y se había quedado sin independencia económica para armar su vida en otro lugar.

Te puede interesar...

Cuando el bebé tenía apenas 7 meses, el vínculo se rompió. Él la echó de la hostería, y ella acudió a la Justicia para pedir una orden de restricción, que le impide al hombre acercarse a ella y a su bebé a una distancia menor a los 200 metros. Sin embargo, este elemento de protección no fue suficiente, porque Valeria quedó totalmente desamparada.

La joven recurrió al Estado, a través de la Defensoría de Zapala, y obtuvo asistencia psicológica por parte del Ministerio de Salud y fue aceptada en algunos refugios. También le ofrecieron asilo algunos amigos o conocidos que se apiadaron de ella y su bebé. Sin embargo, contó que tiene plazo hasta fin de mes, pero no consigue ninguna vivienda en alquiler.

Por la alta demanda turística, la mayoría de los propietarios prefieren alquilar sus departamentos y cabañas por día para el turismo, y rechazan a los inquilinos permanentes. Aunque Valeria pidió ayuda de su familia para alquilar alguna propiedad, que cuesta entre 50 mil y 100 mil pesos mensuales, no consigue nada disponible. "Algunos piden precios absurdos", se lamentó.

En ese contexto, solicitó que la Justicia la autorice a regresar a su país con su hijo. Pero su ex pareja se niega a firmar los permisos para que el menor pueda salir al extranjero. "Allá tengo mi casa, mi familia, tengo apoyo y contención, pero acá no tengo a nadie, sólo algunos amigos que no pueden ayudarme", expresó.

Su único recurso es esperar por un permiso especial para regresar a Florianópolis, pero los tiempos de la Justicia no parecen ir al ritmo de su desesperación. Quedan pocos días para que termine el mes y ella no tiene más alternativa que esperar en la calle a que autoricen su viaje.

Lo más leído