Duterte dijo que agredió sexualmente a una de sus empleadas

Filipinas. El presidente filipino Rodrigo Duterte contó ayer cómo, de adolescente, le habría realizado tocamientos a una empleada del hogar, lo que provocó indignación e hizo que las organizaciones defensoras de los derechos de las mujeres lo acusaran de hacer apología de las agresiones sexuales.

El polémico presidente suele crear escándalo cuando habla de las mujeres. Especialmente, bromeó sobre una violación y alardeó públicamente de sus infidelidades. Duterte, de 73 años, hablando de una confesión a un cura en el instituto, contó cómo había entrado en la habitación de su empleada doméstica cuando esta dormía. “Levanté la manta. Intenté tocar lo que estaba en la ropa interior”, relató. “Estaba tocando cuando se despertó y me fui”, añadió. Después afirmó haber confesado al cura que había vuelto a la habitación de la mujer y había intentado agredirla de nuevo.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído