LMNeuquen ENFERMEDADES

El aislamiento hizo caer las infecciones respiratorias

Están por debajo respecto de 2019. Las medidas de protección e higiene por el COVID son claves.

Las enfermedades respiratorias infecciosas, como bronquiolitis, gripe y neumonía, se encuentran por debajo de las esperadas para esta época del año en relación con el mismo período de años anteriores. Los especialistas consultados por LM Neuquén señalaron que las medidas de distanciamiento social y de higiene debido a la pandemia de coronavirus se constituyeron en un factor clave para esta disminución de la demanda en hospitales y centros de salud de la provincia de Neuquén.

“La disminución de casos de enfermedades respiratorias infecciosas en esta época del año es significativa con respecto a lo que sucedió el año pasado”, afirmó Adelaida Goldman, directora asociada de Servicios Médicos del Hospital Provincial Castro Rendón.

Te puede interesar...

La situación que se presenta en la provincia se repite en el resto del país. Según los informes de vigilancia epidemiológica, algunas enfermedades respiratorias registraron una disminución de hasta el 50 por ciento respecto de 2019.

“Tanto el aislamiento como las medidas de protección, es decir, barbijo y la higiene personal con el lavado de manos, que se han incorporado a partir de la pandemia sin duda influyen para que baje el nivel de propagación de los virus respiratorios”, explicó Goldman.

Otros de los factores que favorecieron esta situación fueron el cierre de los espacios masivos y la suspensión del ciclo lectivo. Al no haber asistencia a los establecimientos educativos “se ha dado una baja en las consultas por enfermedades respiratorias”. “Los niños padecen varias de estas enfermedades e infecciones durante el ciclo lectivo, sobre todo en esta época del año se veían muchos casos de bronquiolitis”, precisó.

El neumonólogo Gustavo Zabert sostuvo: “No estamos detectando ni hay circulación de las enfermedades respiratorias como en otros años”. Agregó que probablemente el impacto del virus de influenza sea menor al de años anteriores.

Las medidas de protección y de higiene que se han tomado para el coronavirus son muy importantes porque sabemos que este virus es más contagioso y virulento que la influenza”, describió el especialista.

Por otra parte, Zabert resaltó la alta tasa de la población que se vacunó contra la gripe, incluso en las personas que no son grupos de riesgo y acudieron a vacunarse en el contexto de la pandemia de coronavirus.

A mediados de mayo, a apenas un mes y una semana del inicio de la campaña, unas 70 mil personas ya habían recibido sus dosis antigripales, lo que representaba una duplicación de la demanda en relación con el total de personas que se vacunaron a lo largo de 2019.

“Este año, muchos pacientes que se resistían o no aceptaban vacunarse se han vacunado. Además, muchos pacientes que no están dentro de los esquemas de vacunación obligatorio prefirieron vacunarse porque no quieren agregar un riesgo”, explicó el neumonólogo. Y agregó: “Sea por el lado del aislamiento social y obligatorio como por la alta tasa de vacunación, se están viendo menos casos de virosis”.

Los cuidados para el COVID-19 impactan en el resto de las afecciones respiratorias, que en este tiempo se ven disminuidas. En ese sentido, Zabert advirtió que existe entre los pacientes “muchísimo miedo del coronavirus”.

Al mismo tiempo, señaló que respecto de las enfermedades respiratorias crónicas “hay un grupo de pacientes que acude al consultorio para controlarse y se cuida; pero hay otros que desaparecieron porque tienen miedo de salir y esto es preocupante porque si estas enfermedades no están bien controladas pueden traer consecuencias, incluso con el coronavirus”.

Por último, destacó que el desabastecimiento de cigarrillos en el marco de la cuarentena “obligó a muchos fumadores a dejar de fumar y esto es una pequeña victoria”.

-> Un sistema de vigilancia

Desde el mes pasado, además de los testeos que se realizan a quienes cumplan con la definición de caso sospechoso por COVID-19, se sumaron tres modalidades de vigilancia epidemiológica específicas orientadas a detectar coronavius y enfermedades respiratorias prevalentes en los hospitales cabecera de las zonas sanitarias de la provincia.

La implementación tiene como finalidad conocer cómo se comparta este nuevo virus con los restantes agentes etiológicos habituales en el período invernal, explicó la directora de Servicios Médicos del Castro Rendón, Adelaida Goldman.

El sistema de vigilancia Unidades Centinela identifica tempranamente la circulación viral en personas ambulatorias de SARSCoV-2 e influenza A y B, virus que producen coronavirus y gripe, respectivamente.

LEÉ MÁS

Neuquén se sumó al #20J en defensa de Vicentin

Marcha atrás: reducen horario de circulación en Neuquén, Plottier y Centenario

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

100% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario