El Ciclón lo tenía a mano y se lo soplaron en el cierre

Gremio rescató un 1-1 en el Gasómetro que deja mal a San Lorenzo.

Buenos Aires.- Era una victoria, la primera en esta Copa, que San Lorenzo necesitaba imperiosamente para acomodarse en el Grupo 6 y mirar el futuro con entusiasmo. Y aunque tenía abrochado el triunfo, sólido ante un Gremio que casi no pisaba el área, el equipo de Guede se durmió en un minuto fatal, el 90, y dejó escapar dos unidades que valían oro. El 1-1 en casa ante los brasileños deja al Ciclón en el fondo de la tabla, golpeado, haciendo cuentas y obligado a ganar los dos partidos que le quedan.
Con todo. Así arrancó el partido en el Nuevo Gasómetro. A los tres minutos, Belluschi se metió al área y lo derribaron claramente. El juez pitó la pena máxima y Ortigoza, con potencia y precisión, cantó el primero de la noche.

De inmediato, el equipo brasileño fue en busca de la igualdad y tuvo dos consecutivas en las que la pelota coqueteó con el arco. Primero con un intento de Douglas y después con otro de Geromel.
Pasó el sofocón para los de Guede y de contra se perdieron una insólita jugada para el segundo. Blanco robó en mitad de cancha y se fue solo contra el arquero, pero quiso ser generoso, se la dio a Cauteruccio y este la dilapidó.

El primer tiempo estuvo repleto de emociones. El local madrugó y después pudo liquidarlo, pero falló y lo pagó caro en la última bola de la noche.

En el tramo final, el local tuvo varias para liquidarlo. Belluschi intentó hacerlo olímpico y el "1" brasileño respondió bien. Después, una triple jugada casi pone al Ciclón 2 a 0, pero por el arquero y el travesaño los brasileños se fueron al descanso sólo uno abajo.

28 Los partidos del Pipi Romagnoli por Copa. El volante ya suma 28 encuentros con la camiseta de San Lorenzo en la Libertadores. Está a un partido del récord de Alberto Acosta.

En la segunda mitad, Gremio intentó meter en su campo al Santo, pero el equipo local de a poco fue enfriando las intenciones de los brasileños. Romagnoli entró para darle paciencia a San Lorenzo y casi marca el segundo en una buena acción colectiva.

"No sé qué decir, nos vamos muy mal, muy tristes, no esperábamos esto. Fuimos muy superiores, tuvimos chances de liquidarlo, así es el fútbol". Fernando Belluschi. El volante, que fue figura, se lamentó por haberse "dormido".

Sin pimienta, la visita se rendía, hasta que en el minuto final una pelota quedó boyando en el área y Lincoln la mandó al fondo de la red. Ni el tiro del final le salió al Santo (se lo perdió Caruzzo), que se lamentará toda la semana.

El Tinellismo le pone el pecho al fuego enemigo

Marcelo Tinelli no tiene claro cuál será su futuro en la AFA después de aspirar a ocupar el lugar que dejó vacante Julio Grondona, dueño del sillón más preciado del fútbol argentino durante 35 años. Pero con las candidaturas por definirse luego del papelón de la votación del 2015, la guerra fría se mantiene constante entre las filas del tinellismo y aquellos que no quieren al conductor de Showmatch y vicepresidente de San Lorenzo al mando de todo. Y en esa batalla, el que la ligó en los últimos días fue el titular del Ciclón, Matías Lammens, a quien lo acusaron por el reparto del dinero de la televisión (varios clubes del ascenso amenazaron con una huelga por los significativos descuentos en los haberes recibidos). Los dardos apuntaron a Lammens, actual Tesorero de la AFA, y a Eduardo Spinosa, presidente de Banfield y su antecesor en el cargo.

Spinosa salió a contrarrestar los ataques y enfilar una advertencia hacia los rivales de Tinelli en la carrera por el sillón de la calle Viamonte. "Me da lástima que esté tan enturbiado el tema de la AFA, me genera mucha tristeza", resaltó el dirigente del Taladro.

"Hablan de que me llevé 50 millones de pesos, como si fuera tan fácil sacarlos de la entidad y repartirlos, cuando esas cosas las aprueba el presidente. Trabajé mucho tiempo con Matías (Lammens) y me dan mucha bronca los ataques que le hacen y cómo lo quieren ensuciar", continuó el dirigente de Banfield, uno de los principales aliados de Tinelli en la búsqueda del triunfo en los comicios.

Spinosa defendió a sus compañeros afirmando que sabe bien el valor que tienen, prometió que van a seguir "trabajando juntos como hasta ahora" y les comentó a sus adversarios: "Más allá de que nos ensucien o nos hagan operaciones, nos van a tener que ganar con los votos".
Así, apuntó claramente contra Jorge Damiani, secretario deportivo de Independiente, quien había puesto en duda el honor de ambos con sus declaraciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído