El clima en Neuquén

icon
-2° Temp
86% Hum
La Mañana scones

Scones de queso, receta y origen de un bocado delicioso

Nada más rico que unos buenos scones de queso, de cocción rápida y receta sencilla. Ideal para hacerlos ya.

Es imposible decirles que no a unos ricos scones de queso. Ideales para toda hora. En una picada, en brunch, con los matecitos de la tarde o con una birra. Una receta sencilla para hacerlos en casa con apenas pocos ingredientes y no demasiado tiempo.


scones de mesa.jpg
Scones de queso, ideales para todo momento. Fáciles de hacer y deliciosos.

Scones de queso, ideales para todo momento. Fáciles de hacer y deliciosos.

Ingredientes para scones de queso

  • 250 g de harina de trigo
  • 1 cucharada de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 50 g de manteca fría, cortada en cubos pequeños
  • 100 g de queso rallado (Parmesano, Gouda o el que prefieras)
  • 150 ml de leche
  • 1 huevo (opcional, para pincelar)

Desarrollo

Precalentar el horno a 220°C y preparar una bandeja para hornear con papel manteca.En un bol grande, tamizar la harina, el polvo de hornear y la sal y mezclarlos. Agregamos los cubos de manteca fría a la mezcla de harina. Usamos las manos para desmenuzar la manteca hasta que la mezcla sea un arenado. Sumar el queso rallado a la mezcla y remover hasta que esté distribuido uniformemente. Hacer un hueco en el centro de la mezcla y sumar la leche. Mezclar suavemente hasta que se forme una masa. No amasar demasiado; solo mezclar hasta que todo esté incorporado.

Ahora a darle forma a los scones. Colocar la masa sobre una superficie ligeramente enharinada y extender con las manos o un rodillo hasta que obtener un grosor de aproximadamente 2-3 cm. Cortar los scones con un cortador de galletas redondo o cuadrado y los colócalos en la bandeja para hornear. Paso siguiente batir el huevo y pincelar la parte superior de los scones para darles un acabado dorado.

Al horno. Dejamos la fuente de scones al calor del horno precalentado durante unos 12-15 minutos, o hasta que estén dorados y bien cocidos. Dejar enfriar los scones en una rejilla durante unos minutos antes de servir. A disfrutar!

scones de queso

Origen de los scones

Los scones son un tipo de pan de cocción rápido que tienen su origen en el Reino Unido, específicamente en Escocia. El término "scone" apareció por primera vez en el inglés escrito en el siglo XVI. Hay varias teorías sobre el origen del nombre:

  • Algunos creen que proviene del término gaélico "sgonn," que significa "masa sin forma" o "bulto grande."

  • Otra teoría es que proviene de la palabra holandesa "schoonbrood," que significa "pan hermoso" o "pan fino."

  • También se dice que podrían haber sido nombrados por la Piedra de Scone (Stone of Scone), una piedra de coronación utilizada en Escocia.

Los scones tradicionales de Escocia eran originalmente redondos y se cocinaban sobre una parrilla o plancha (griddle). Posteriormente, se introdujeron los scones horneados en el horno, que son más similares a los que conocemos hoy en día.

Los scones se popularizaron en Inglaterra durante el siglo XIX y se convirtieron en un componente esencial del té de la tarde británico. La receta tradicional de los scones ingleses es simple y puede incluir ingredientes como mantequilla, leche, azúcar y harina, a menudo enriquecidos con frutas secas o frescas, y se sirven comúnmente con crema y mermelada.

Hoy en día, los scones se disfrutan en muchas partes del mundo y han sido adaptados con una gran variedad de ingredientes y sabores, incluyendo los scones de queso, que son una variante salada popular.

Click para más recetas.

Visitá la tienda virtual de Schroeder Wines.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario