El Conicet le saca el jugo al potente aceite de chía

Es una bebida que aumenta el consumo de omega 3.

Un equipo de investigadores del Conicet desarrolló una bebida con aceite de chía, uno de los alimentos vegetales más ricos en omega 3, con el objetivo de que pueda ser incorporada a productos de consumo masivo como jugos o aguas saborizadas y sea fácil de digerir, en lugar de hacerlo través de cápsulas o semillas.

El desarrollo consiste en un aceite de chía nanoemulsionado, lo que implica que está condensado en una gota de tamaño invisible al ojo humano, que se puede agregar a bebidas industriales y jugos de fruta, explicó el equipo del Instituto de Tecnología de Alimentos y Procesos Químicos (Itaproq), liderado por Ana María Pilosof. La elección por la chía tiene que ver con que es uno de los alimentos vegetales más ricos en omega 3, ácido graso que tiene efectos protectores sobre la salud cardiovascular e incluso contra la depresión, y que se ofrece en el mercado como un suplemento nutricional.

Te puede interesar...

“Hoy en día la gente que quiere consumir omega 3 lo hace a través del consumo de cápsulas que contienen el aceite de chía, o bien consumiendo las semillas directamente, lo cual requiere toda una preparación y no es exactamente equivalente”, sostuvo Pilosof en diálogo con la agencia de noticias Télam. En esta línea, relató que la propuesta del desarrollo “es acercar el omega 3 de chía a la mesa de todos, en bebidas funcionales (jugos o aguas saborizadas) que contengan este aceite de tal forma que no se separe y no altere fundamentalmente las características organolépticas”.

“Los omegas 3 son ácidos grasos esenciales, es decir que nuestro organismo no los puede producir y por lo tanto los tiene que captar de los alimentos”, explicó. La investigadora indicó que en el 70% de los países, incluido la Argentina, la ingesta de omega 3 es inferior a la recomendada para la salud. “Esta sería una forma de aumentar la ingesta de omega 3 de una forma más amigable que tomándose una cápsula”, agregó.

Ricas: Las semillas de chía son uno de los alimentos vegetales más ricos en omega 3.

El trabajo que se planteó el equipo surgió a partir de que, en el año 2015, un productor de chía les requirió algún producto que permitiera aumentar el valor agregado de la semilla o sus derivados.

Ahora, el objetivo es interesar a alguna empresa de la industria para generar una bebida con la nanoemulsión de aceite de chía que desarrollaron, subrayó. El proyecto fue finalista del concurso de innovación Arcor, que se presentó la semana pasada, y la idea de los investigadores es que se abra un canal de interés por este desarrollo.

La chía es un “superalimento” vegetal, importante para el desarrollo del cerebro, sobre todo en bebés y embarazadas, en la prevención de la salud cardiovascular e incluso contra la depresión. El cultivo es reconocido en América de la época precolombina, pero con la conquista española desapareció y recién a principios de los 90 volvió a sembrarse en la región.

70% El porcentaje de los países en los que se consume poco

La investigadora que lideró el trabajo con el resto de los científicos del Conicet indicó que en el 70% de los países, incluido la argentina, la ingesta de omega 3 es inferior a la recomendada para la salud.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído