El dibujante neuquino que es furor en el extranjero

Es Adrián Massaro. El 10 de abril buscará un premio con sus obras en Los Ángeles.

Alejandro Olivera
olivera@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- "Donde no falta voluntad siempre hay un camino", sentencia Éowyn, uno de los personajes emblemáticos del escritor J. R. R. Tolkien.

Así es el caso de Adrián Massaro, un joven neuquino de 27 años que se convirtió en uno de los ganadores del prestigioso certamen internacional de dibujo y escritura L. Ron Hubbard.
En enero, Adrián recibió un e-mail que cambiaría su vida: había sido uno de los 12 ganadores en la categoría Ilustraciones. Ahora espera la ceremonia oficial que se realizará el 10 de abril para saber si es coronado ilustrador del año.

Sin embargo, no es el primer certamen que gana el artista. "Hace un par de años participé de un concurso lanzado por un estudio de videojuegos australiano, lo gané y pude participar del proceso creativo del juego Double Happy Rabbits", explicó el dibujante.

Adrián estudió durante casi cinco años la carrera de Diseño en Comunicación Visual en la Facultad de Bellas Artes en La Plata, pero la abandonó para dedicarse de lleno al dibujo, sin pausas.
"Sentía que la mayoría de las cosas que estudiaba pertenecían a otro ámbito y los profesores no eran abiertos, me limitaban", detalló.

"No quería hacer algo que sintiera como un trabajo, sino algo que disfrutara", agregó el artista.
El joven comenzó a dibujar de niño y nunca se detuvo. No obstante, su amor por el arte se fortaleció cuando sus padres le regalaron la trilogía de El señor de los anillos. "Leí los tres libros en una semana", recordó entre risas.

"Después conocí el arte de los diseñadores oficiales de las películas, John Howe y Alan Lee, y hoy en día mi trabajo está influenciado por ellos", explicó. "Más tarde comencé a imaginarme cómo podrían verse los universos de otros escritores y los dibujaba", agregó.

Asimismo, Adrián explicó que el camino de aprender no fue fácil. "Me metía en foros donde muchos artistas contaban sus propias experiencias y daban recomendaciones para componer mejores ilustraciones", describió. De esta manera, armó una serie de rutinas para mejorar la calidad de sus dibujos.

Adrián logró perfeccionar su técnica y pulir su estilo, pero nunca dejó de dibujar. Así, mientras buscaba más consejos, conoció el concurso de L. Ron Hubbard, participó y se alzó con una de las coronas.

Double Happy Rabbits es el videojuego en el que participó Adrián luego de haber ganado un concurso internacional lanzado por un estudio independiente australiano.

Escritura y dibujo, de la mano para la "portada del año"

El certamen L. Ron Hubbard tiene dos categorías: Escritores del futuro e Ilustradores del futuro. De cada una de ellas eligen a 12 ganadores que reciben como premio una suma de dinero en efectivo y una semana de cursos dictados por grandes representantes del género. Luego, a los ilustradores ganadores se les designa un ganador escritor y deben dibujar una tapa para su libro. Así, el dibujante de la mejor portada será el Ilustrador del Año.

¿Ausente en la ceremonia?


La premiación se llevará a cabo el 10 de abril en Los Ángeles, Estados Unidos, y se decidirá quién ocupará el trono del Ilustrador del Año. Sin embargo, Adrián aún espera que los trámites de la visa se resuelvan con celeridad. A mediados de marzo, todo parece indicar que el joven de 27 años no podrá asistir a uno de los eventos más importantes de su vida y su carrera profesional.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído