El ejemplo de vida de Bibiana

Tocó con su banda de jazz en el centro de salud donde antes hacía su tratamiento contra el cáncer.

Un primer acorde y una voz delicada para una canción que hace transportarse a otra época puede convertirse en el mejor remedio para aliviar el alma. Especialmente si ese acorde, esa canción se despliega en un ámbito al que acuden diariamente pacientes que luchan contra el cáncer.

La presencia, hace unos días, de una banda de jazz en el Centro Oncológico Integral (COI) del Parque Industrial no sólo ha sido una excelente iniciativa por parte de sus autoridades, sino también la posibilidad de crear, a través de la música, un canal mágico que permita a los pacientes y a sus familiares que los acompañan a salir de ese momento de angustia y dolor.

Te puede interesar...

“Además de la música, lo que importa es el testimonio”, le dijo Bibiana Morán a la periodista del diario antes de agarrar su ukelele y brindar ese momento de música y alegría junto a sus compañeros de la banda. Ese es el mejor testimonio que puede ofrecer esta mujer que un tiempo atrás transitaba los pasillos de este centro de salud como una paciente más, al igual que esas personas que el lunes disfrutaron por un rato de su música.

Bibiana logró enfrentar y superar el cáncer. “Yo, como ellos, estaba sentada ahí”, dijo mientras apuntaba los sillones de cuero donde los pacientes reciben los medicamentos para sus tratamientos.

Para Bibiana y para los pacientes fue un goce al alma. La música fue en esos momentos el mejor medicamento para conectarse con la alegría, con la felicidad y la emoción.

La presencia de Bibiana, ya recuperada de la enfermedad, y su talento musical representó un testimonio de lucha, esperanza y vida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído