El clima en Neuquén

icon
19° Temp
25% Hum
La Mañana escándalo

El escándalo mancha la definición del DTM en Alemania

La principal categoría de automovilismo de Alemana, el DTM, terminó su temporada 2021 sumida en un escándalo que definió al nuevo campeón.

La definición de uno de los campeonatos de autos de turismo más fuertes de Europa terminó en escándalo. El final de la temporada 2021 del DTM, el certamen de turismo de Alemania, fue polémica y dará que hablar durante mucho tiempo. Lo sucedido hizo explotar al equipo Red Bull, que se quedó en la puerta del título.

Todo tuvo lugar en el circuito de Norisring (Alemania). Allí, Liam Lawson con Ferrari 488 GT3 del equipo Red Bull, arribaba como líder del certamen con 206 puntos, 14 más que Kelvin van der Linde, que compite con Audi R8 LMS del equipo Abt Sportsline y 26 más que Maximilian Götze, quien es parte de la escuadra Mercedes AMG Team HRT.

Te puede interesar...

Lawson hizo la pole y en la primera carrera del fin de semana pudo terminar tercero, a pesar de una maniobra la límite con van der Linde en la curva 1. Götz se llevó la final, pero en la general, el joven de Nueva Zelanda seguía al frente con 18 puntos sobre el sudafricano Van der Linde y 19 frente al alemán Götz.

El problema iba a explotar en la final complementaria. Van der Linde con Audi R8 se tiró totalmente descontrolado por la cuerda interna de la curva 1 y se llevó puesta la Ferrari de Lawson. El neozelandés pudo regresar a pista, pero tuvo que abandonar. En tanto, el africano llegó 17mo, luego de ser sancionado sólo con cinco segundos de penalización "por entrar en pista de manera peligrosa". Por su parte, Götz capitalizó lo sucedido al lograr nuevamente la victoria y alzarse con el título tres puntos de ventaja.

“Es el piloto más sucio contra el que he corrido. No aprende. Hizo lo mismo en la primera carrera", disparó un Lawson indignado. En la misma línea, el asesor deportivo de Red Bull, Helmut Marko, sentenció a Van der Linde: “Fue una acción de descerebrado. No es la primera vez. Ya le hizo algo así a Liam en Hockenheim. Después, hizo lo mismo con un Mercedes. Se merece una suspensión. En F1 le quitarían puntos de su licencia. Aquí debería haber sido sancionado, su comportamiento fue totalmente antideportivo".

Por último, el acusado Van der Linde pidió disculpas por las redes sociales cuatro días después de lo sucedido. "Hablé con Liam y le pedí perdón. Admito que no gestioné bien la situación y no estoy orgulloso. Cada uno puede pensar lo que crea. Nosotros, los pilotos, tomamos decisiones en décimas de segundo. No siempre son las correctas y, a veces, pueden tener consecuencias serias. Pero los insultos que he recibido me han dejado un sabor amargo y tardará en irse. En el fondo, somos humanos y no deseo lo peor a nadie. Volveré el año que viene e intentaré hacer las cosas mejor", finalizó.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
33.333333333333% Me gusta
33.333333333333% Me da igual
0% Me aburre
33.333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario