El frío y la falta de pediatras ponen a prueba a las clínicas

Hay sólo 7 médicos disponibles en las guardias privadas de la ciudad.

Sofía Sandoval
ssandoval@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- La llegada de las bajas temperaturas y las patologías respiratorias que suelen afectar a los más chicos ponen en evidencia el déficit en la atención pediátrica de la región, donde un máximo de 7 médicos atienden a todos los pacientes de salud privada en la ciudad.

Sólo la mitad de las clínicas de gestión privada de Neuquén cuenta con servicios de guardia pediátrica las 24 horas y todos los días, incluso feriados y fines de semana. Desde estas instituciones –Clínica Pasteur, Policlínico Neuquén y Clínica San Lucas– aseguran que muchas veces están saturados por la cantidad de pacientes, ya que la demanda aumenta cada día.

"Tenemos uno o dos pediatras en la guardia, y tres en los días pico", señaló Sergio, de la Clínica San Lucas, a donde acuden padres de toda la región de la Confluencia. Explicó que las familias deben esperar hasta tres horas para ser atendidos por los médicos, sobre todo en invierno en picos de demanda.

"Es peor cuando llega alguna urgencia, porque hay un solo médico dedicado y a veces es el mismo que está cubriendo las guardias", agregó Sergio, quien señaló que es común que haya una fila de más de 10 pacientes, con más de una hora y media de espera.

Las guardias se saturan y hay pocos profesionales. El hospital también atraviesa una situación similar y hay reclamos.

Carlos, de la Clínica Pasteur, aseguró que la guardia de ese lugar, que cuenta con un solo pediatra, es menos demandada, por lo que, en un día bueno, los pacientes logran ser atendidos tras sólo 15 minutos de espera. "El tema es cuando llega una urgencia, ahí le dan prioridad a ese paciente y los casos menores tienen que esperar más", aclaró.

El doctor Humberto Lorandi, director del Policlínico Neuquén, afirmó que desde 1976 sostienen de forma ininterrumpida la guardia de pediatría que, especialmente los fines de semana, recibe pacientes de distintas ciudades de la zona. Los niños que no pueden ser atendidos por el consultorio externo (que trabaja de 8 a 21) se dirigen a la guardia, que cuenta con dos o tres médicos, según el día.

14 es el máximo de pediatras que atienden en la ciudad.

Es uno de los tres hospitales públicos y de las tres clínicas privadas que cuentan con este servicio. El Castro Rendón tiene cuatro pediatras, a los que se suman otros especialistas.

"Hemos tenido momentos de saturación, sobre todo en casos cuando otros servicios de pediatría no tenían guardia", señaló el director y agregó que es muy difícil sostener el servicio a causa del bajo reconocimiento que hacen las obras sociales y prepagas a esta orientación de la medicina.
"Es una de las especialidades menos elegidas, por lo que no sabemos qué va a ocurrir en un futuro debido a la carencia de pediatras", indicó el profesional.

No descartó, por caso, restringir la atención a determinadas obras sociales que no pagan, para mejorar el servicio de la guardia.

"Nunca se cerró la internación pediátrica. A partir de junio esperamos contar con un plantel de seis profesionales y reconocemos que ha habido renuncias que perjudicaron el sistema". Silvia Mastrángelo. Jefa de Zona Sanitaria I a cargo del hospital de Centenario

Lorandi, dijo que otro de los agravantes de la saturación en las salas de espera se debe a la tendencia de los padres a llevar a los chicos a las urgencias, con patologías que no revisten una gravedad.

"Existe una inclinación de llevarlo cada vez que llora o le duele algo, cuando los adultos suelen esperar dos o tres días para irse a atender", aclaró.

Con siete profesionales (o menos) en las clínicas privadas y la carencia de especialistas en las guardias de las ciudades vecinas (ver aparte), cada día se torna más dificultoso recibir atención médica para los más pequeños. Desde los centros de salud aseguran que, con la llegada del invierno, el problema no hará más que recrudecer.

Centenario sigue en crisis y promete más médicos

La jefa de Zona Sanitaria I (hoy a cargo del hospital de Centenario), Silvia Mastrángelo, reconoció ayer que existe una situación compleja con la falta de pediatras, pero estimó que esto se resolverá en junio, cuando esperan contar con seis médicos de esa especialidad.

Hace unos días, una comisión denunció que sólo había un pediatra en el hospital para atender guardias, algo que la funcionaria de Salud desmintió en forma categórica. "Hubo renuncias, y tenemos un médico de licencia y otro por enfermedad. Pero de ninguna manera se cortó la internación. Si la situación es compleja, tenemos la derivación", dijo Mastrángelo.

El médico y delegado del Sindicato de Profesionales de la Salud de Neuquén (Siprosapune) aseguró que el año pasado el sindicato había advertido esta situación y la vinculó con una "maniobra de vaciamiento" del sistema público, por parte de las autoridades del gobierno provincial. "Esto ya lo habíamos dicho, no nos sorprende y lo denunciamos, hoy no se puede atender consultorios", indicó.
Los sueldos y los atractivos

El salario del médico en el hospital público no puede competir con lo que hoy se paga en el mercado privado. Es por eso que en estos años hubo una fuete fuga de profesionales a la esfera privada. Y con los pediatras, la variable de ajuste son los más pequeños.

Se paga poco y nadie se especializa


Desde el Colegio Médico de Neuquén afirmaron que cada vez son menos los jóvenes profesionales que eligen pediatría como especialidad a causa de los bajos valores de las consultas.
"Ocurre no sólo en la región, sino en todas las provincias del país, pero se nota más en invierno con el aumento de las consultas", señaló Silvia Ávila, titular del colegio.

Según detalló, el problema radica en que el valor que se paga por las guardias pediátricas "no es atractivo para los médicos jóvenes que eligen una especialidad".
Unos 120 pesos

Ávila explicó que el valor de una consulta médica va de los 120 a los 150 pesos y, si bien otras especialidades logran compensar con la aplicación de tecnología, las guardias pediátricas no reciben dinero extra y se vuelven una de las orientaciones menos elegidas por los médicos jóvenes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído