Así lo confirmó hoy el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña después de que la Abogacía del Estado solicitara para el jugador del Barcelona, igual que a su padre, una condena de 22 meses de prisión por tres delitos contra la Hacienda pública.

Y ya desde el comienzo aparece un problema con las fechas. El juicio y las declaraciones de los implicados comenzarían apenas tres días después de la final de la Liga de Campeones. Además, la próxima edición de la Copa América arrancará precisamente el 3 de junio.

Dadas las complicaciones, es probable que los demandados soliciten un cambio de fechas.

Ante el juez, el padre de Messi asumió toda la responsabilidad en la gestión tributaria de su hijo, pero la instructora acordó mantener al futbolista como imputado en la causa en una decisión que después respaldó la Audiencia de Barcelona.

Messi y su padre están acusados de un presunto delito de evasión fiscal entre 2007 y 2009 por una suma total de 4,1 millones de euros (44,7 millones de dólares).

Según la Abogacía del Estado, habrían ideado una trama para ocultar dinero procedente de los derechos de imagen a través de sociedades situadas en paraísos fiscales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído