El mal estado de la ruta del petróleo se cobró tres vidas

La tragedia ocurrió en la 7 y la 51. Un bebé se salvó de milagro.

Neuquén

Sueño, oscuridad y una ruta, la del petróleo, en mal estado. Todos fueron factores que incidieron en el accidente en el cruce de las rutas provinciales 7 y 51, que terminó con la vida de tres personas, dos mujeres y un hombre, la noche del martes.

Un Ford Galaxy gris venía a alta velocidad. Bajaba por la ruta 51 para retomar la 7 rumbo al barrio cipoleño de Ferri. A bordo del auto viajaban el conductor, José Luis Rincón (29), Romina Natalia Andía (30), Alejandro Ariel Pacheco (40), Elia Pedrero (51) y el hijo de Romina, Nehemías Andía, de apenas un año y medio.

Habían pasado las 21 del martes cuando un policía del destacamento de Tránsito ubicado a metros de la intersección de las rutas escuchó un ruido infernal a sus espaldas. "Se dio vuelta vio el auto dando vueltas y pegando contra la barda", explicó el comisario Enzo Millahual, coordinador operativo de Tránsito de la Policía provincial. El oficial dio la alerta y junto con un compañero fueron los primeros en llegar al lugar del accidente. Luego llegó una dotación de bomberos de Centenario y el SIEN.

El vuelco provocó que Andía, la mamá del bebé, y Pacheco fueran despedidos del auto, que además aplastó a Pedrero.

Las sospechas de los expertos en accidentología dan cuenta de una confluencia de factores, pero advirtieron que sobre la ruta no quedaron marcas de frenada, por lo que el vuelco se produjo a gran velocidad y de ahí que hayan dado tantos tumbos.

La bajada donde se produjo la tragedia es una curva que está oscura por falta de iluminación y atraviesa una hondonada excavada en la barda. La ruta es insegura y carece en ese tramo de demarcación horizontal.

"El auto parece que no hubiera visto la curva; siguió de largo y dio varios tumbos antes de quedar sobre la barda", explicó Millahual, quien agregó: "Cuando llegamos no podíamos saber qué auto era de lo destruido que estaba. Parece que venían de trabajar porque había muchas herramientas".

Las dos personas expulsadas en el vuelco murieron de manera instantánea. Pedrero sobrevivió un poco más, pero murió camino al hospital Castro Rendón.

El conductor del Galaxy y el bebé sobrevivieron. Al igual que el resto de los ocupantes del auto, no tenían el cinturón puesto. A Rincón hubo que extraerlo de entre los hierros retorcidos y su estado es delicado porque sufrió un severo traumatismo de cráneo y la fractura de todos los huesos de su rostro.


Choques a diario
Vaca Muerta hizo explotar el tránsito en el corredor

Se denomina corredor vial petrolero a la Rutas 7, desde Centenario a Vista Alegre y desde El Chañar a Añelo, la 51 que va a Loma de La Lata, y la 8, que comunica esta zona con Rincón de Los Sauces.

El auge de Vaca Muerta funde en las rutas vehículos de todo tipo: camiones, máquinas viales, camionetas y combis con autos particulares. A esto hay que sumarle las malas condiciones del asfalto.

La ruta más peligrosa por cantidad de vehículos es la 7. LM Neuquén publicó en mayo que el auge de Vaca Muerta generaba un choque por día. La zona entre las rotondas es la más complicada, por los constantes embotellamientos que los semáforos no lograron solucionar.

El proyecto es mejorar todas las rutas del corredor. Se está ampliando la Ruta 7 entre la segunda y tercera rotondas en Centenario. También se reasfalta la Ruta 51 y se construye un nuevo camino entre ésta y la Autovía norte.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído