El método Trump para investigar a sus ciudadanos

Estados unidos. Ni siquiera basta con que el amigo de tu amigo esté vinculado a un grupo musulmán: el solo hecho de haber viajado a Turquía es suficiente para entrar en el radar de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) y ser vigilado por un agente federal en aeropuertos y vuelos en los Estados Unidos. Y eso incluye a ciudadanos norteamericanos comunes y corrientes. Este polémico sistema de investigación ya lleva más de cuatro meses.

Así lo expuso The Boston Globe, un diario con fama extra desde 2015 cuando se estrenó Spotlight, que narra cómo su equipo de investigación reveló abusos sexuales de curas católicos. La película ganó un Oscar. El programa de la TSA se denomina Quiet Skies (“Cielos tranquilos”) y arrancó el martes 13 de marzo de 2018. “El objetivo es garantizar que pasajeros y tripulación estén protegidos”, asegura a la agencia EFE una portavoz del organismo que pidió el anonimato.

Pero varios agentes le contaron al Globe sus preocupaciones porque debían seguir a gente que no representaba ninguna amenaza, como una azafata e incluso algún miembro de las fuerzas de seguridad. Consume tiempo y dinero que podrían usarse para tareas más vitales”, dicen. “Lo que estamos haciendo es problemático y plantea serias preguntas sobre su validez y su legalidad”, dijo un oficial a algunos colegas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído