LMNeuquen historias neuquinas

El pasado neuquino revive y se valoriza en las redes

Dos páginas de Facebook son cada vez más populares.

Mario Cippitelli - cippitellim@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Todos los días ingresan cuatro o cinco miembros nuevos. A cada instante se generan conversaciones, debates y hasta se lanzan pequeñas consignas de investigación. Permanentemente se suben fotos viejas de personas o lugares vinculados a la historia de Neuquén.

Parece mentira que en los tiempos que corren se genere tanto interés en las redes sociales por hechos que ocurrieron, personajes que ya no están o edificios que alguna vez fueron íconos de los pueblos.

Este nuevo fenómeno social –cada vez más popular- está representado en varios grupos y páginas de Facebook, aunque hay dos en particular que son los más activos y que concentran a la gran mayoría de los usuarios: Neuquén en el Tiempo y Neuquén del Ayer.

Estos sitios nacieron con la idea de reunir a todas esas personas sensibles a la corta pero apasionante historia que tienen la ciudad y la provincia. Empezaron de a poco sumando interesados, pero con el correr de los años se hicieron tan populares que hoy reúnen a miles de personas.

Según explicó Juan González, el creador y administrador de estos espacios, la primera iniciativa fue Neuquén en el Tiempo.

“Una vez, en el 2010, navegando en Facebook, vi que algunos contactos cargaban fotos antiguas, eran de distintas partes del país y del mundo. Noté que compartían el mismo interés por las imágenes en blanco y negro o en sepia, algunas de estas imágenes eran de la ciudad de Neuquén, como el Chateau gris, el monolito, el hotel Confluencia, etc. Por esto, sumado a que veía la existencia de grupos de Facebook dedicados a política, religión, entre otras cosas, decidí hacer un grupo pero que sea para compartir fotos antiguas y anécdotas de Neuquén capital”, explicó Juan a LM Neuquén.

Día a día, muchos usuarios de Facebook solicitan unirse a Neuquén del Ayer para poder compartir sus historias y sus recuerdos.

Cambios

Sin embargo, González, reconoce que cometió un error. “Yo pensé que había creado el grupo Neuquén en el Tiempo e invité a que puedan cargar imágenes a los miembros… Esperé un tiempo y solo tenía ‘me gusta’ en las imágenes y algunos pocos, si es que habían, comentarios. Nadie publicaba… ‘¿Qué paso?’, me pregunté. Cuando fui a ver la configuración, resultó que no había creado ningún grupo: era una página de Facebook”.

Por este motivo, de inmediato decidió asesorarse sobre cómo se podía crear un grupo. Y así nació Neuquén del Ayer, un espacio mucho más dinámico pero con el mismo objetivo de la página “fundadora”.

“Ya había logrado mi objetivo, Neuquén del Ayer tenía los primeros 30 miembros. Neuquén en el Tiempo, como había sido creado por error, debería desaparecer, porque nadie podía publicar allí a menos que sea un administrador o editor. Cuando fui a eliminar Neuquén en el Tiempo no pude hacerlo, tenía más de 150 ‘me gusta’. Para ese entonces era una enormidad, y decidí dejarlo. Publicaba en ambos espacios y eran un espejo el grupo y la página”, recuerda.

Lo cierto es que ambos sitios tienen en la actualidad una popularidad increíble. Participan personas de todas las edades, aunque –es cierto- los fans habitué son en su mayoría los que tienen más de 40 años. Aquellos que tienen mucho para contar.

Un administrador es el encargado de mantener las reglas de convivencia que garantizan el éxito del grupo Neuquén del Ayer.

De todo un poco

“¿Se acuerdan de este edificio?”, pregunta alguien, y publica una fotografía en blanco y negro. “Este es mi papá en la década del 50”, dice otro con la imagen de un hombre parado en pleno centro de una Neuquén casi desconocida.

Es curioso el fenómeno que se generó alrededor de estos grupos creados en las redes sociales. Muchos de los miembros no se conocen personalmente, pero interactúan como si fuesen amigos de toda la vida. Intercambian fotos, se ríen, se emocionan, participan en pequeños desafíos de investigación para determinar la fecha o la ubicación de aquella imagen ajada en blanco y negro o en sepia que provoca tanta sorpresa como nostalgia.

Y también están los que integran los subgrupos de una promoción de egresados de escuelas, de colimbas o simplemente porque pertenecieron alguna vez al mismo barrio o fueron al mismo club. Y no faltan aquellos de apellidos con nombres de calles, hijos o nietos de los primeros pobladores. ¡Vaya si tienen fotos y recuerdos!

“¿Quién alguna vez fue a comprar al Viejo Almacén?”, “¿Se acuerdan de la confitería Tijuana?”, “Yo estudié toda la primaria en la Escuela N° 2 vieja”, “Miren esta foto: cuando la Avenida Argentina era de tierra”. Mensajes como estos se publican todos los días. Las imágenes viejas se multiplican y los recuerdos y anécdotas salen a la luz desde los antiguos arcones que estaban guardados en la memoria.

Aunque no se ven ni se escuchan, se perciben las risas y las lágrimas de emoción. Se siente la melancolía hasta en las frases más simples.

Tener buena onda, amar este terruño, disfrutar de los viajes a través del tiempo y colaborar con la identidad y la cultura de la ciudad y la provincia son los requisitos tácitos para participar en estos grupos tan ricos como pintorescos que hoy ofrece la tecnología.

Y sentirse neuquinos, claro está. Porque la neuquinidad no la da el lugar de nacimiento sino el sentido de pertenencia. La da esa sensación de amor profundo por la tierra que nos vio nacer o que nos adoptó. Y que hace que nos emocionemos con el pasado remoto o reciente. Y que nos recuerde que, más allá de nuestras raíces, somos neuquinos. Viejos neuquinos ahora adaptados al formato web. Pero, en definitiva, neuquinos hasta la médula.

Juan González. Creador de neuquén del Ayer

¿Cómo surgió la idea de crear este espacio en las redes sociales?

Desde muy joven me apasionó la historia. Empecé a recopilar de internet imágenes viejas de Neuquén, la avenida Argentina, el monolito, el Chateau Gris, el hotel Confluencia, la estación del tren fueron las primeras. Y comencé a publicarlas en los dos sitios.

¿Quiénes integran el grupo Neuquén del Ayer?

Lo integran vecinos de la ciudad, pero también neuquinos que viven en otros países. Ellos me escriben y cuentan su historia de vida, envían imágenes y anécdotas.

¿Creés que en el último tiempo se valorizó la historia de Neuquén?

Efectivamente, y es algo que está creciendo, porque hay una nueva forma de contar la historia. La gente descubre que no es aburrida y limitada a imágenes en blanco y negro.

LEÉ MÁS

Gaido confirmó que hay acuerdo para llevar el Tren del Valle hasta Plottier

Gaido anunció casi todos los funcionarios que serán parte de su gabinete municipal

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario