El clima en Neuquén

icon
Temp
86% Hum
La Mañana Ruggeri

El pésimo negocio que rompió hace años la relación Goyco-Ruggeri

Ambos compartieron la Selección Argentina y una larga amistad que se quebró hace 20 años por el pedido de un fortuna de dinero de uno a otro. En qué se gastó, por qué no fue devuelta. Los detalles.

Largos años de amistad entre el arquero héroe de Italia ’90 Sergio Goycochea y el defensor, Oscar Ruggeri, compañeros en la Selección Argentina terminaron con el distanciamiento entre ambos hace dos décadas. ¿La causa?: un préstamo y una inversión que salió mal como la definió el ex arquero de la Selección Argentina.

Sobre este viejo incidente El "Cabezón" Ruggeri fue el primero que salió a hablar y sostuvo: "Le presté plata y encima soy el difícil".

Te puede interesar...

En una entrevista concedida a Clarín, en 1999, Goycochea contó los detalles: "Le pregunté a (Guillermo) Coppola si tenía la posibilidad de conseguir una plata para mi suegro. Me dijo que sí y después de unos días, junto con Ruggeri y Pumpido, me contó que iban a invertir ellos".

“Con ese dinero –explicó- se hizo un negocio, una hipoteca. No se les pudo pagar y se terminó con un remate, donde ellos se quedaron con la propiedad. De amiguismo no se hizo nada. Si bien fue para mi suegro, sólo hice el contacto. Pero cuando ese local se haga plata, nos podremos sentar a hablar para no perder la relación. Es muy injusto quedar así por un negocio mal hecho".

Sin embargo la charla nunca se dio ya que fue Ruggeri el que comentó que "le costó dar" con Goycochea para arreglar esos números.

En tanto Goyco explicó su visión sobre la cuestión: "Me extrañó que Oscar dijera que yo le debía plata y que no me podía encontrar. Trabajé los últimos dos años en Vélez y en Newell’s y tengo hace cinco años el mismo número de celular. Era fácil encontrarme. Lo que pasa es que cuando hay plata de por medio se puede reaccionar de cualquier manera. Yo tengo la conciencia tranquila, no me escapé de nadie", afirmó.

El arquero reconoció: "A la distancia me arrepiento. Pero si hubiera salido bien el negocio, ¿me habrían llamado para repartir los intereses por haber hecho el contacto? Yo lo hice de buena fe y salió mal como otros negocios en este país. Por eso no podés tirar debajo de un tren a un tipo".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario