El quiroguismo busca un modelo contra la acefalía

El sistema creado por Pechi nunca funcionó sin su conducción.

Por Adriano Calalesina - adrianoc@lmneuquen.com.ar

Horacio “Pechi” Quiroga había edificado un sistema con reglas propias. Un sistema que solo él conocía a la perfección y cuya contraseña de acceso parece habérsela llevado para siempre. Durante 20 años fue el mismo Pechi quien administraba las ansiedades y los méritos de los actores que lo acompañaron en su gestión. Pero con la partida del líder, las piezas que conforman este rompecabezas llamado quiroguismo están dispersas y se hace complejo volver a armar una figura central que pueda ocupar el mismo rol. Para muchos, esa tarea resulta imposible en este contexto.

Te puede interesar...

Hay cuatro partidos políticos que hoy buscan otro rumwbo en la brújula en la llamada etapa “posquiroguista” que ya se estaba diseñando antes del inesperado fallecimiento de Quiroga: la Unión Cívica Radical (UCR), el PRO, la CC-ARI y Nuevo Compromiso Neuquino (NCN).

En todos estos partidos, la mano de Pechi siempre estuvo para poner “gente de confianza” en los procesos de debate interno. El domingo, de acuerdo con fuentes consultadas por LM Neuquén, hubo una reunión con distintos actores, en un contexto emocional complejo. Hubo autocríticas y se pusieron todas las diferencias en la mesa. La idea era analizar cómo se reconstruye el espacio que dejó Quiroga, más allá de las diferencias y pujas entre todo el equipo de gestión. “Si no estamos todos juntos, desaparecemos”, fue una de las frases que se dejó trascender del cónclave.

Recalculando

La UCR lo tiene a César Gass como presidente, quien además es diputado provincial electo, un hombre que más allá de cualquier perspectiva conoce el paño y la rosca de la política tradicional.

El PRO lo tiene a Marcelo Bermúdez, que aunque perdió las elecciones municipales con el MPN, asumirá como concejal. Transita una situación compleja, porque su estilo y estructura partidaria dependen, en gran parte, de cómo le irá a Mauricio Macri en las elecciones del 27 de octubre.

La CC-ARI tiene a Karina Montecinos, actual concejal y diputada provincial electa. Su cercanía al quiroguismo hizo que pudiera sortear las internas en ese partido con comodidad. ¿Qué pasará ahora sin esa estructura? es la pregunta que se vienen haciendo hace tiempo.

En NCN está José Luis Artaza, concejal electo y secretario de Hacienda municipal. El partido lo creó el mismo Pechi para ganar las elecciones en su tercer mandato. Pero hoy está sin rumbo fijo.

Bermúdez, el candidato al que le costó todo

Pechi-Quiroga-y-Bermúdez.jpg

Quiroga no se cansaba de repetirlo: que el hombre más capacitado y que reunía todos los ingredientes para ser su sucesor era el secretario de Coordinación, Marcelo Bermúdez, actual concejal electo.

Pero con la bendición no le alcanzó para ganarle las elecciones al MPN. Pasaron varias cosas. El final del cuarto mandato de Pechi, el desgaste de la imagen de Macri, trasladado a la proyección que quería el PRO para la ciudad y las diferencias que han tenido los distintos actores que también han querido ocupar el sillón de la intendencia.

Además, los dos tenían un estilo muy diferente. Pechi había transitado la política desde el radicalismo alfonsinista de los 80, caminando barrios y con un discurso sólido de comité, y se consolidó como un administrador global de la Municipalidad de Neuquén.

En cambio, Bermúdez ostentaba un perfil más técnico, aun conociendo cómo funcionaba el sistema de gestión que logró que Quiroga estuviera 20 años en el poder.

Finalmente no se logró la transferencia de capital político y Pechi se llevó su marca propia.

El gran rival del MPN que no tiene sucesor

Por Francisco Carnese - Editor de la sección Neuquén

Entre los más importantes dirigentes del MPN todavía persiste el impacto causado por la muerte de Horacio Quiroga, y no es para menos.

Siguiendo una analogía futbolera, el partido provincial perdió a su clásico e histórico rival y resulta muy difícil imaginar quién podrá ocupar a futuro ese lugar. Pechi no representaba a una fuerza política, él era esa fuerza. De origen radical, en 2003 se alineó a una parte mayoritaria de la UCR que convergió con la Concertación en el kirchnerismo, luego pasó al cobismo y se peleó con su propio partido. Más tarde coqueteó con Sergio Massa, se reconcilió con el radicalismo y finalmente abrazó la causa de Cambiemos. Pero más allá de cualquier sello, siempre fue Pechi. Allí, seguramente, radica la razón de la derrota del oficialismo en la ciudad el último 22 de septiembre y la incertidumbre respecto de si el quiroguismo como espacio sobrevivirá a la figura del eterno intendente de la ciudad. Con Quiroga se fue una parte de la historia política contemporánea de la provincia. Y esa partida dejó, entre sus pares y adversarios, un sinfín de interrogantes.

Recuadro-Yenny-Fonfach-página-3.jpg

LEÉ MÁS

La imagen de Pechi podrá estar en el cuarto oscuro

Un adiós a Pechi multitudinario y lleno de emociones

El último adiós a Pechi Quiroga en imágenes

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído