El Tribunal que controla al Municipio seguirá rengo

La designación del nuevo síndico demandaría un año y medio.

POR ANA LAURA CALDUCCI / calduccia@lmneuquen.com.ar

El Concejo Deliberante demorará un año y medio en designar al síndico municipal que complete el organismo que controla al intendente Horacio Quiroga. El nombramiento iba a hacerse en mayo de 2017 pero el concurso quedó desierto y las autoridades del cuerpo fueron postergando un nuevo llamado con distintos argumentos. Ahora, anunciaron que harán la convocatoria después de las vacaciones de invierno, con la idea de cubrir la vacante cerca de diciembre.

Mientras tanto, el organismo que controla los gastos de la comuna y las concesiones de servicios funciona con un integrante menos, lo que contradice la Carta Orgánica y las leyes vigentes. La Sindicatura funciona con tres miembros y se renueva por tercios. En diciembre de 2016 se llamó a concurso para reemplazar al vocal Eduardo Benko, que terminaba su mandato en junio del año siguiente. Sin embargo, no hubo acuerdo entre los ediles y el cargo quedó desierto.

Tras ese desencuentro, correspondía otro llamado urgente para no dejar renga la Sindicatura. La ordenanza 8752 fija las reglas para este organismo y dice claramente que “producida una vacancia por cualquier causa”, el Deliberante “procederá de inmediato a designar el sucesor”. Claramente, eso no se cumplió.

CONCEJO DELIBERANTE.

En junio de 2017, el entonces titular del Deliberante, David Schlereth, explicó que esperaría para un nuevo llamado: se aproximaban las elecciones y varios ediles se tomaban licencia. Argumentó además que se renovaba la mitad del cuerpo y se corría el riesgo de que los concejales que evaluaran a los postulantes no fueran los mismos que después tuvieran que votar. Llegó diciembre, con los concejales electos en sus bancas, y tampoco hubo llamado. Luego, el Concejo entró en el receso de verano hasta febrero. Desde entonces pasaron otros cuatro meses sin tratar el tema.

El actual presidente del Deliberante, Guillermo Monzani, explicó que están ocupados con otros asuntos, por eso recién hará la convocatoria “después del receso de invierno”. Justificó la demora en que “había otros temarios en agenda que se trataron, como el concurso de la secretaría del Juzgado de Faltas”. En 2017, el llamado se hizo en simultáneo con el de defensor del Pueblo y no fue un problema.

El procedimiento habitual para designar a un síndico es publicar el concurso, otorgar un mes para las inscripciones, luego un período de impugnaciones y otro mes de entrevistas, hasta culminar con una puntuación por mérito. Siguen las observaciones y el dictamen final, que se vota en el recinto. Por eso, con un llamado a fines de julio, la vacante recién se podrá cubrir cerca de fin de año.

El Concejo Deliberante

--> En el 2019 se viene una nueva designación

En junio del año que viene concluirá su segundo mandato en la Sindicatura el vocal Miguel Blanco, actual presidente del cuerpo. Para respetar los plazos legales, hay que llamar a concurso para reemplazarlo a principios de 2019. Pero si eso ocurre, la designación quedará muy próxima a la que se prevé para fines de este año, de modo que no se podrá cumplir con la renovación por tercios del organismo, como ordena la Carta Orgánica.

Los síndicos municipales tienen mandato por seis años y se van alternando en la presidencia. Como la renovación del cuerpo debe hacerse por tercios, cada dos años se reemplaza a uno de los integrantes.

p12-pieza-designacion-sindico-concejo.jpg

Esta vez, sin embargo, hay un concurso pendiente desde el año pasado, que se terminará de definir apenas seis meses antes del que le sigue.

Así, la renovación por tercios de la Sindicatura quedará desvirtuada, salvo que los concejales encuentren un mecanismo para poder evitarlo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído